Economía

"Queremos ser la marca de tortillas de patata de referencia nacional y, por qué no, del mundo"

El CEO y cofundador de La Martinuca, Víctor Naranjo. LM
Madridicon-related

La Martinuca es una marca de restauración que sueña con darle el reconocimiento mundial que se merece un plato tan icónico y representativo como la tortilla española. Ya lo hicieron los americanos con las burgers y los italianos con las pizzas, ahora, consideran que es su turno para potenciar la receta de la tortilla. Víctor Naranjo es el cofundador y CEO de La Martinuca. La idea emana en su abuela Martina y su receta, de ahí su nombre. La selección minuciosa de ingredientes de primera calidad, la elaboración estandarizada haciendo especial hincapié en el mimo al producto, y un resultado en forma de "tortilla fina, amarilla y muy yemosa", les ha situado en una de las mejores opciones y más saludables para romper la dualidad existente que lidera el mercado nacional, plagado de opciones como las hamburguesas o las pizzas.

¿Podría contarnos brevemente la historia de La Martinuca?

Todo empieza en pandemia. Imprimía demasiada velocidad en mis días con excesivas horas de trabajo y con una dedicación semi profesional al fútbol. De repente, de un día para otro, me veo en mi casa, sólo, sin actividad laboral ni deportiva, pero con una inquietud emergente de aprovechar el "parón", tomar conciencia, y saber qué quería conseguir en mi vida y si estaba en el camino de ello. La primera conclusión fue dejar el trabajo en el que llevaba ocho años, una tarea nada fácil ya que era la empresa familiar. Sentí que necesitaba emprender, y qué mejor que lanzar un proyecto alrededor de la tortilla de mi abuela, tortilla que triunfaba entre mis amigos, los cuales siempre bromeaban incentivándome a que montara un bar con esa tortilla.

En ese momento, analizando el mercado, me percaté de que nadie apostaba por la tortilla como monoproducto. Había y hay tortillas de una calidad tremenda pero como marca gastronómica y a delivery, todo eran burgers, pizzas, pokes,... y nadie se atrevía con un producto tan nuestro y tan identitario. Por eso, el 7 de junio de 2021 nos adentramos de lleno en el mundo de la restauración como una marca digital aprovechando el contexto de delivery. Viendo la pronta aceptación que tuvimos desde el primer momento, abrimos una nueva ubicación, también en formato delivery únicamente y a primeros del año 23, acabamos humanizando la marca abriendo nuestro primer café bar en el barrio de Justicia de Madrid. Este paso fue una palanca clave para crecer exponencialmente en todas las líneas de negocio.

De momento, está siendo un viaje fascinante, quizá con demasiada velocidad y por ello con algún error, pero con un aprendizaje al nivel de las mejores escuelas de negocio del mundo.

¿Cuáles considera que han sido los mayores logros de La Martinuca hasta la fecha?

La creación de un equipo que cree. Siempre suelo leer y escuchar que si has creado una marca que atrae y un producto que enamora, tienes todo. Desde mi humilde opinión, esto es consecuencial, ya que para tener la marca que deseas y el producto por el que apuestas, necesitas saber seleccionar primero y liderar seguidamente a un equipo que crea en el proyecto. Es algo en lo que trabajamos a diario, no sólo hacia el cliente sino también hacia hacia nuestro equipo.

Otro logro a destacar sería la estandarización. Es una de las variables criticas para la escalabilidad. Ha sido una labor complicadísima, quizá es lo que mas me ha desgastado. Por suerte a día de hoy, creo que vamos por muy buen camino.

¿Cuáles son los factores que han contribuido crecimiento y éxito de La Martinuca?

Los dos logros internos anteriores mencionados junto con una apuesta decidida desde el minuto uno por el marketing y la comunicación para la creación de una marca muy fuerte.

¿Qué papel ha jugado la innovación en la estrategia de La Martinuca?

Un papel fundamental. Desde el inicio de nuestro proyecto, hemos adoptado una estrategia de startup utilizando el método Lean. Nos hemos enfocado en métricas específicas del sector del comercio electrónico, principios de experiencia de usuario y estar centrados en el cliente y los datos. Nuestra guía principal ha sido la creación de productos mínimos viables para impulsar nuestro crecimiento. La automatización de procesos es fundamentales para nosotros, al igual que la integración de la inteligencia artificial en nuestras operaciones y marketing.

En cuanto a nuestro producto, hemos reinventado el concepto de 'comida rápida' al innovar en un clásico como la tortilla de patata. Nuestra propuesta de valor revisada y adaptada a las nuevas generaciones ofrece una nueva experiencia a nuestros clientes, combinando tradición e innovación para satisfacer las demandas de los targets más jóvenes"

¿Cómo ha sido la evolución de la firma?

Muy rápida. El año pasado aumentamos la facturación un 250%. Y este año queremos repetir resultados. A pesar de esta velocidad, tenemos una frase de cabecera "Vamos lento que vamos lejos" Aunque pueda sonar contradictorio la cautela y la prudencia en la toma de decisiones han sido variables determinantes para estar donde estamos. Tal y como cuenta Eric Ries en su libro Método Lean Startup, siempre intentamos optimizar al máximo los recursos de los que disponemos y si queremos aterrizar en una nueva zona o ciudad, aprovechamos el crecimiento y la fuerza actual del delivery para recibir una rápida respuesta de los vecinos. A partir de esa validación, o no, invertimos mayores recursos para que se pueda disfrutar de la experiencia de La Martinuca desde un local propio.

¿Cómo ha sido la evolución de la Martinuca en redes sociales y qué estrategias han utilizado para aumentar su notoriedad e influencia?

La influencia ha sido nuestra piedra angular desde un principio, al igual que Instagram como plataforma. Además, sin los socios y su capacidad relacional a través de la redes sociales no hubiera sido posible, ya que tuvieron un alto impacto importantísimo desde nuestros inicios hasta el día de hoy. Hay un dato que sorprende cuando lo mencionamos y es que de momento hemos invertido 0 euros en influencers que generen contenido.

Han preparado un plan de expansión territorial para 2024

Actualmente estamos con muchas oportunidades encima de la mesa. Estamos muy cerca de nuestra llegada a Barcelona y alguna otra ciudad. Vamos a abrir nuevos locales en Madrid. Este año lanzaremos nuestro servicio de catering B2B, los servicios para eventos, macroeventos y colectividades… También estamos explorando la posibilidad de acuerdos de expansión con grandes superficies y partners líderes en diferentes segmentos dentro del sector f&b.

¿Qué desafíos anticipan al expandirse a nuevas ciudades en España?

Nuestra misión es hacer eterna y mundial la tortilla de patata, ese es el principal desafío. Creemos en la categoría, en nuestro producto y en nuestra marca, y estamos convencidos de que poco a poco iremos cruzando fronteras y conquistando estómagos. Madrid todavía tiene recorrido pero no nos podemos quedar ahí, ya que, desde hace meses nos reclaman en otras ciudades y para nuestra sorpresa, incluso en ciudades europeas y de otros continentes. Llegaremos pero todavía tenemos mucho que hacer en España.

Se ha destacado el papel del equipo de La Martinuca en su éxito. ¿Cómo describiría la cultura organizacional y qué medidas toman para atraer y retener talento?

Anteriormente he mencionado al equipo como factor y la generación de dicho equipo como logro principal. Recuerdo leer sobre la cadena Ritz Carlton hace unos años un lema interno que se me quedó grabado a fuego: "Trata a tu equipo como te gustaría que ellos trataran a tus clientes". Bajo esta premisa cualquier compañero o compañera que forma parte de La Martinuca tiene todo tipo de facilidades y claras oportunidades para su desarrollo personal y profesional. Sabemos que es muy importante fomentar una cultura laboral positiva, somos concientes de que cada miembro del equipo tiene un camino por recorrer y el tramo de ese camino que comparta con nosotros debe ser retador y en un ambiente optimo para desarrollar el máximo potencial posible.

¿Qué oportunidades de desarrollo profesional ofrecen a sus empleados?

Gracias a la situación en la que nos encontramos actualmente el desarrollo profesional va inherente en este crecimiento. Estamos incorporando talento con mucho expertise y ganas. Jovenes profesionales que viene de otros sectores o grandes empresas gastronómicas a aportar su conocimiento por que creen en el proyecto y en la fuerza de la tortilla española.

También creemos en el desarrollo interno. El salto de los locales a las oficinas tiene muchas menos barreras de las que nos podemos crear mentalmente.

Hace poco que han cambiado su identidad de marca y han actualizado la oferta gastronómica. ¿Cómo ha sido la recepción por parte del público?

"Come bien, cuídate mucho". Suena a consejo sabio, a consejo de persona muy experimentada, a consejo de abuela. Y si te lo dice María Galiana, Herminia de Cuéntame, la abuela de todos, quizá cala todavía más hondo. El día después del lanzamiento de la nueva identidad y de los nuevos sabores, el 9 de marzo y día internacional de la tortilla, batimos todos los récords de venta. En un solo día conseguimos vender más de mil tortillas, un trabajo en mayúsculas de todo el equipo

La campaña que lanzamos con María Galiana leyendo y dando a conocer el manifiesto tuvo una increíble acogida, llegando a aparecer en decenas de medios especializados y superando el millón de visualizaciones en plataformas como Instagram. Desde ahora en adelante y con el manifiesto leído e interiorizado, los nietos han cogido el testigo y empezarán a tener mucho mas protagonismo.

¿La Martinuca tiene algún compromiso o iniciativa relacionada con la responsabilidad social corporativa o la sostenibilidad ambiental?

Sí, es uno de nuestros principales objetivos. Lo primero con nuestros empleados. Flexibilidad laboral, conciliación y posibilidad de teletrabajo. Les financiamos el gimnasio, y planes de nutrición. Plan de carrera. Ayudas para la compra de libros etc.

Con la sociedad, hemos puesto en marcha iniciativas para optimizar los costes logísticos y reducir el impacto ambiental y reducir al mínimo posible el desperdicio alimentario.

Colaboramos en numerosos eventos de ONG para ayudarles con sus causas. Por último estamos trabajando en certificarnos como empresa B-Corp, lo que implica cumplir con los más altos estándares de sostenibilidad y responsabilidad social.

¿Cómo abordan los desafíos relacionados con la cadena de suministro y la calidad de los ingredientes para garantizar la frescura y calidad de los productos?

Calidad, estandarización y capilaridad. Estas tres variables son criticas dentro del equipo de compras y de cocina. Lo que seguramente McDonalds solicite a su proveedor de pan, carne y queso, nosotros lo hemos hecho con nuestros proveedores de huevo, patata, AOVE y cebolla. Para ello, hemos firmado grandes acuerdos con estos proveedores asegurandonos siempre la mejor calidad, el mismo producto y un servicio adecuado y recurrente. Actualmente tenemos una patata y una cebolla con la que solo elaboramos nosotros, de una zona concreta, y con un corte y un formato adaptado a nuestra casuística. Lo mismo sucede con el huevo, quizá muy pronto terminamos un proyecto de la mano de nuestro proveedor que dará mucho que hablar.

¿Cuáles son los nuevos sabores incorporados a su oferta gastronómica?

La tortilla es una categoría con mucho recorrido. Tenemos un trabajo previo realizado con nuevos formatos, nuevos sabores y nuevos conceptos que poco a poco iremos validando en el mercado y ojalá tengan la aceptación que tuvo el bocata de tortilla allá por septiembre de 2022.

Los nuevos sabores son tortillas que muchos de nosotros hemos disfrutado en momento puntuales de nuestra vida, y que debían estar presentes siempre. Hemos seleccionado cuatro: La de cebolla confitada que ya tuvimos y que ahora ha vuelto con un dulzor natural mayor, la de pimiento verde que marida perfectamente con nuestra tortilla, la paisana con picadillo ibérico, pimiento rojo y verde que recuerda a una tortilla payesa, y la de butifarra del perol, un guiño a Cataluña y su gente.

¿Cuál es la visión a largo plazo de La Martinuca en el mercado de la alimentación española?

Queremos ser la marca de tortillas de patata de referencia nacional y por qué no, en unos años, de referencia mundial. Para ello vamos a empezar a crecer en unidades de negocio con nuestros cafés/bar en los que poder disfrutar de nuestras tortillas a cualquier hora del dia y en cualquier formato. Además, seguiremos apostando por el formato delivery y llegaremos en este formato a nuevas zonas y ciudades. Esto sólo ha hecho nada mas que empezar

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud