Economía

Cerca de 2 millones de empresas necesitaron financiación durante 2023, un 20% más que antes del Covid

  • Disminuye el número de sociedades que se encuentran en situación de crecimiento, según Cesgar
  • El estudio señala mayores dificultades en el acceso a financiación bancaria
  • Cae el número de pymes con necesidad de garantías o avales
. iStock
Madridicon-related

En el año 2023, alrededor de dos millones de empresas, lo que equivale al 54,2% de las pymes, buscaron financiación, ya sea de forma activa o pasiva. Aunque esta cifra muestra una disminución de dos puntos porcentuales con respecto a 2022, sigue siendo significativamente superior al período previo a la pandemia, que se situaba en un 34,8%. Estos datos se extraen del XIII Informe sobre Financiación de la Pyme en España, promovido por la Confederación Española de Sociedades de Garantía (SGR-CESGAR), un informe anual que también analiza las perspectivas económicas y financieras de las pymes a principios de 2024. El informe señala una tendencia a la baja en las expectativas de crecimiento a corto plazo para las pymes.

Este estudio, que abarca todos los sectores de actividad e incluir tanto a trabajadores autónomos como al sector primario, proporciona datos relevantes sobre la situación actual de las pequeñas y medianas empresas. Estas siguen enfrentando dificultades en el acceso al crédito, principalmente debido al constante aumento de los tipos de interés durante el último año.

Durante 2023, las pymes experimentaron una reducción en sus beneficios y una situación financiera marcada por una moderada disminución en los niveles de endeudamiento, junto con un aumento en los gastos financieros. Aproximadamente el 17,8% de las pymes reporta estar experimentando crecimiento y mejoría financiera, mientras que el 32,2% se encuentra en una posición estable. Por el contrario, un 38,1% declara que su situación ha empeorado en el último año. De estas últimas, alrededor de 135.700 empresas (el 3,9% del total) se consideran vulnerables, ya que experimentan un decrecimiento económico junto con un deterioro en su situación financiera. Esta proporción ha disminuido con respecto a los datos anteriores, que mostraban un 5,1% del total, correspondiente a unas 188.800 pymes.

Estas cifras destacan la notable disminución en el grupo de pymes experimentando crecimiento y mejora financiera, pasando del 22,1% al 17,8%. Además, se observa un aumento en el porcentaje de empresas experimentando decrecimiento económico, que ha pasado del 16,0% al 21,4%, en comparación con los resultados de enero de 2023. Por otro lado, se registra una reducción en el número de empresas estancadas con un deterioro en su situación financiera, disminuyendo del 15,4% al 12,8%.

En el año 2023, se ha observado un aumento en el porcentaje de pymes que realizan ventas en mercados extranjeros, alcanzando el 9,7%. Este resultado indica una recuperación en la base exportadora de las pymes después de la pandemia, que estaba en un 8,5% en 2019. Otro dato positivo es el incremento en el porcentaje de pequeñas y medianas empresas que reportan haber llevado a cabo actividades de innovación en los últimos doce meses, situándose en un 15,8% (frente al 11% en 2022), lo que muestra una recuperación a niveles similares a los observados en los últimos cinco años.

En cuanto a las perspectivas de las pymes, el informe indica una ligera tendencia a la baja en el crecimiento a corto plazo, situándose aún en niveles similares a los del periodo prepandemia. Un 37,8% de las empresas espera un aumento en su facturación en los próximos doce meses, frente al 41,2% en 2023. Además, el porcentaje de pymes que esperan un crecimiento importante ha disminuido del 8,3% al 3,4%.

Por otro lado, se mantiene la proporción de empresas que anticipan permanecer estables (43,1%), mientras que aumenta el porcentaje de aquellas que creen que su facturación disminuirá, pasando del 15,9% al 19,2%. De estas últimas, el 6,0% prevé una disminución significativa en su facturación (frente al 3,7% en 2023).

En cuanto a las perspectivas de creación de empleo, estas siguen siendo muy moderadas. Un 84,5% de las pymes considera que su plantilla no aumentará y que el empleo se mantendrá estable en los próximos 12 meses, mientras que solo un 10,8% afirma que creará nuevos puestos de trabajo, lo que representa una disminución de dos puntos en comparación con el año anterior.

De 2022 a 2023, el mayor crecimiento en el número de empresas se ha producido en el sector Servicios a las empresas (12.239 pymes), seguido por los sectores de Educación, sanidad, servicios sociales, cultura y deporte (7.220); Construcción (4.910) e Información y comunicaciones (2.073). Por el contrario, otros cuatro sectores han perdido, en conjunto, 29.328 empresas. De ellos, Comercio y servicios personales, con una pérdida neta de casi 18.000 empresas, presenta el saldo más negativo.

Necesidad de financiación

En 2023, el 54,2% de las pymes españolas experimentaron necesidades de financiación, ya sea que la buscaran de manera activa o no. Aunque este porcentaje ha disminuido en comparación con los valores de 2022 (56,2%), aún supera en casi 20 puntos porcentuales el dato prepandemia de 2019, que era del 34,8%. Es importante destacar que este porcentaje aumenta aún más si se excluyen a las microempresas (aquellas con menos de 10 empleados), alcanzando el 73,4%.

En términos de sectores de actividad, Sociedad de la información, Hostelería y restauración, y Comercio, talleres y servicios personales han sido los que más necesidades de financiación han tenido en 2023. Solo los sectores de Construcción y Servicios a las empresas han experimentado necesidades de financiación inferiores a la media durante este período.

Respecto al destino de la financiación, la mayoría de las pymes la han necesitado para financiar el circulante (67,1%), aunque este motivo ha perdido peso en comparación con 2022 (75,9%), lo que está en línea con la ligera disminución de la actividad en las pymes y el aumento del coste de la financiación. En segundo lugar en importancia se encuentra la financiación destinada a inversión (47,8%), que ha aumentado cinco puntos porcentuales con respecto al año anterior (42,8%). Dentro de esta categoría, es notable el incremento en la inversión en equipo productivo, pasando del 26,8% al 31,6%.

Por otro lado, el número de pymes que necesitan financiación para abordar procesos de expansión en el mercado nacional o en los mercados extranjeros sigue aumentando en comparación con años anteriores.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud