Economía

Argentina reivindica las relaciones con España pese a los "enfoques políticos" distintos de Sánchez y Milei

  • El viceministro de Exteriores aboga por una "pausa" de cualquier iniciativa para reconocer el Estado palestino
  • El Gobierno argentino se declara "absolutamente listo" para el acuerdo UE-Mercosur
  • Está previsto que Milei asista a mediados de mayo en Madrid a un acto de Vox
El viceministro de Exteriores argentino, Leopoldo Sahores / Europa Press

La llegada de Javier Milei al poder en Argentina ha marcado un punto de inflexión en la fluidez pública de los lazos políticos con España, pero el viceministro de Exteriores argentino, Leopoldo Sahores, reivindica que esta relación "histórica" avanza de manera más discreta y trasciende a "diferencias desde el punto de vista ideológico o enfoques políticos", ya que ambas partes siguen teniendo interés en "profundizar" lazos.

Sahores ha visitado esta semana España para mantener unas consultas políticas en las que se vio el jueves con la secretaria de Estado para Iberoamérica, Susana Sumelzo. Fue una reunión "muy productiva", relata, en la que se trataron cuestiones a nivel bilateral pero también multilateral.

"Es una relación de larga data", explica en una entrevista a Europa Press en la que ha reivindicado que este "tejido de relaciones" trasciende a "lo meramente institucional" e incluye aspectos culturales, económicos, sociales o deportivos. "Una relación multidimensional", apostilla.

Por este motivo, afirma que cualquier discrepancia ideológica es "pasajera" y hay margen para "consolidar aún más el vínculo bilateral", sin que pueda suponer un lastre que Milei se haya posicionado con claridad del lado de Vox en España. De hecho, está previsto que el presidente argentino asista a mediados de mayo en Madrid a un acto político del partido de Santiago Abascal, sin que conste por ahora que sea una visita oficial.

Tampoco cree que los lazos de Milei con otros líderes europeos ultraconservadores como el húngaro Viktor Orbán o la italiana Giorgia Meloni puedan complicar las relaciones en la órbita de la UE, un bloque al que Buenos Aires sigue viendo como "un socio fundamental para el desarrollo económico". "Es un socio con el cual tenemos una comunidad de valores y tradiciones, porque somos producto de la civilización europea, así que es el socio natural", explica Sahores.

En este sentido, subraya que el Gobierno actual ha puesto "toda su energía" para concluir el "anhelado y demorado" acuerdo comercial entre la UE y Mercosur, confiando en que las conversaciones entre las dos partes puedan retomarse tras las elecciones europeas de junio. La "gran pregunta", a su juicio, es el futuro de este acuerdo, al que prefiere no poner un horizonte temporal.

Milei quiere "ir hacia un cierre" definitivo y Argentina está "absolutamente listo" para firmarlo, pero Sahores apunta que "la respuesta está del lado europeo". En "el otro lado", "estamos atentos a las señales que vengan desde Bruselas".

Relación con Israel

La prioridad de Argentina en política exterior pasa por "volver a la escena internacional con un discurso claro de defensa del orden democrático, los valores occidentales y el respeto de los Derechos Humanos", lo que pasa, según el vicecanciller, por establecer posiciones claras en potenciales focos de tensión cercanos y en otros más alejados como Oriente Próximo, inmerso en plena escalada de tensiones.

Milei ha realizado pocos viajes al exterior, entre ellos a Israel, desde donde prometió trasladar la Embajada argentina de Tel Aviv a Jerusalén. Sobre los esfuerzos realizados por países como España para acelerar el reconocimiento del Estado palestino, el 'número dos' de Exteriores ha asumido que se trata de una aspiración histórica que la comunidad internacional "tiene que atender" pero no ve claro que sea el momento.

"El contexto actual quizás impone una pausa. La región está atravesando un momento de gran volatilidad", expone, después de que al conflicto abierto en la Franja de Gaza tras los atentados de Hamás le haya seguido un cruce de ataques entre Israel e Irán.

Interrogado por la posibilidad de que este acercamiento pueda derivar en nuevos riegos de seguridad para Argentina, Sahores recuerda que el país sudamericano ya fue escenario de dos atentados, en 1992 y 1994, por los que la Justicia señaló la semana pasada directamente a Hezbolá y a Irán en "un fallo muy importante". Argentina, añade, "no va a claudicar en su defensa de los valores en los que cree por la posibilidad de represalias".

El Gobierno israelí ha reclamado abiertamente al argentino que adopte algún tipo de medida contra Teherán y, en particular, que declare grupo terrorista a la Guardia Revolucionaria, si bien el diplomático alega que "hoy por hoy", el régimen jurídico sólo contempla dicha catalogación mediante una intervención del Consejo de Seguridad de la ONU o en el marco de una investigación judicial --no cabría por tanto un paso unilateral del Gobierno--.

Soberanía de las Malvinas

Con respecto a la reivindicación histórica sobre las islas Malvinas, y una vez aclaradas las declaraciones que presuntamente se habrían "malinterpretado" de Milei en campaña -llegó a alabar a la ex primera ministra británica Margaret Thatcher-, Sahores resalta que la posición oficial pasa por "la defensa de la soberanía", algo que aspira a elevar también ante Londres.

Milei ya mantuvo una reunión cara a cara con el ministro de Exteriores británico, David Cameron, antes de que éste visitase el archipiélago en disputa, y su Gobierno aspira a plantear sus "intactas" reivindicaciones en futuros contactos. "Para nosotros, el diálogo con Reino Unido sobre esta cuestión es clave y, además, es el mandato que tenemos por resolución de la Asamblea General de Naciones Unidas", agrega.

Buenos Aires quiere, por tanto, "sentarse en la mesa" con Londres, de cuya parte también percibe voluntad de seguir hablando. El vicecanciller apunta no obstante que el tema de las Malvinas, pese a ser "por supuesto neurálgico" entre los dos países, convive con otros asuntos porque Reino Unido sigue siendo "un socio clave para el desarrollo económico".

En cuanto a las relaciones con Estados Unidos, donde Milei también se ha posicionado de manera clara en favor del magnate Donald Trump de cara a las elecciones de noviembre, Sahores asegura que las relaciones a día de hoy ya son "excelentes", con el demócrata Joe Biden en la Casa Blanca. "Independientemente del resultado" de noviembre, no ve motivos para que estos lazos no sólo se mantengan sino que se consoliden, al margen de posibles "matices" o de variaciones en la agenda bilateral.

Las sanciones de Maduro

Por otra parte, el viceministro de Exteriores argentino insta a Nicolás Maduro a no utilizar las sanciones como "excusa" y llama a "tender un puente" entre México y Ecuador para que la situación "no escale más"

Sahores admite que Buenos Aires mantiene una posición "crítica" con respecto a las sanciones adoptadas unilateralmente en el ámbito internacional contra determinados países pero emplaza a gobiernos como el venezolano, presidido por Nicolás Maduro, a no utilizarlas como "excusa" para justificar sus excesos.

El viceministro aclara que Argentina no baraja imponer "sanciones de ningún tipo" a Venezuela y señala, en cambio, que es el Gobierno de Maduro quien ha optado por esta vía, limitando desde febrero la utilización del espacio aéreo venezolano por parte de aeronaves argentinas. Cataloga esta medida de "absolutamente discriminatoria", así como una "contradicción" con el propio discurso de Caracas.

A día de hoy, y a falta de ver cómo se reconfigura el escenario tras la designación de Edmundo González como teórico candidato unitario de la oposición en Venezuela, el Gobierno de Javier Milei no ve que se den "las condiciones para que haya elecciones libres, transparentes y con amplia participación" y se muestra, a priori, "pesimista", habida cuenta de la imposibilidad de la oposición para escribir a sus principales figuras por el veto oficialista.

Sobre la posibilidad de que la posición argentina pueda cambiar tras la decisión de la Plataforma Unitaria Democrática (PUD), el 'número dos' del Ministerio de Exteriores argentino recalca que desde Buenos Aires seguirán "con mucha atención" cualquier paso, para determinar por ejemplo que no hay "restricciones" por parte del "régimen". Así, considera "clave" el papel de los observadores internacionales de cara al 28 de julio.

"La comunidad internacional no puede permanecer ajena a lo que sucede en Venezuela", reclama Sahores, que cree que el escenario actual es "muy parecido" al de 2018, cuando estallaron protestas opositoras masivas y parte de los gobiernos extranjeros comenzó a cuestionar la legitimidad del poder chavista.

No hay crisis con Chile

La alusión de la ministra de Seguridad argentina, Patricia Bullrich, a la supuesta presencia del partido-milicia libanés Hezbolá en Chile generó malestar en este último país. La propia ministra pidió disculpas a su homóloga chilena y Buenos Aires da ya por zanjado este "intercambio de visiones" -"no lo calificaría como crisis", apunta Sahores-.

Con Chile "hay un diálogo permanente", según el viceministro, que tiene previsto reunirse con su homóloga para proseguir consultas políticas similares a las que mantuvo esta semana en Madrid con la secretaria de Estado española para Iberoamérica, Susana Sumelzo. "La coordinación entre ambos países es plena, además de ser absolutamente necesaria (porque) tenemos una frontera de 5.000 kilómetros", subraya.

Con respecto a la polémica abierta en toda la región por el asalto de las fuerzas de seguridad ecuatorianas a la Embajada mexicana en Quito, Sahores cree que es momento de que los gobiernos de la región ofrezcan sus "buenos oficios" y contribuyan a que la situación "no escale más". El objetivo sería "sentar nuevamente a México y Ecuador a la mesa".

Desaconseja por tanto iniciativas como elevar el caso ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) y apuesta en cambio por "tender un puente" para acercar a ambas partes. "La familia latinoamericana se siente incómoda con un conflicto de esta naturaleza, independientemente de las razones que asistan a uno u otro en este sentido", remacha.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud