Economía

El 60% de las medianas empresas de Castilla y León se encuentra en municipios de menos de 20.000 habitantes

  • Las compañías del 'middle market' demandan una legislación específica para "impulsar innovación, talento y tecnología"
Participantes en la jornada sobre las empresas del 'middle market' de Castilla y León
Valladolidicon-related

El 40 por ciento de las grandes empresas de Castilla y León tiene "un tamaño intermedio" y necesitan una legislación específica con impulso en los ámbitos de la innovación, el desarrollo del talento y la adopción tecnológica. El 60% de ellas se encuentra situada en municipios de menos de 20.000 habitantes.

Así lo ha reivindicado el director de la Fundación CRE100DO, Rafael Vaquero, en el marco de una jornada que se ha celebrado en la sede del Consejo Económico y Social (CES) y que ha contado con el presidente del organismo, Enrique Cabero, y del consejero de Economía y Hacienda y portavoz, Carlos Fernández Carriedo, que ha clausurado la presentación del informe 'El éxito de las Empresas del Middle Market'.

Vaquero ha explicado, en declaraciones recogidas por Europa Press en una pausa del encuentro, que el informe que ha presentado hoy en Valladolid defiende que este segmento de Empresas de Tamaño Intermedio Españolas (ETIs) son "la joya de la corona" a la hora de generar "empleo y valor añadido", pero el número de ellas es un 15 por ciento "inferior a la media europea".

Se trata, ha detallado, de compañías que facturan entre 50 y 100 millones y que tienen entre 250 y 3.000 empleados. "Estas empresas, a día de hoy, son consideradas grandes empresas, pero creemos que el salto tienen que ser más gradual", ha reivindicado.

Al hilo de estas palabras, Vaquero ha apuntado que el 60 por ciento de estas ETIs están ubicadas en municipios de menos de 20.000 habitantes por lo que genera "empleo y empleo de calidad" en estas zonas y "mantiene la cohesión social y territorial del país".

"Son empresas altamente internacionalizadas, con un 60 por ciento de su facturación fuera de España, pero que generan riqueza a nivel nacional con el efecto sede y el uso de proveedores locales", ha apostillado para considerar como "claves de éxito" de este tipo de marcas "la figura y visión del CEO y del equipo directivo, una internacionalización temprana y su capacidad para adaptarse a los ecosistemas". Además, se trata de empresas "altamente innovadoras" al destinar cerca de un 7 por ciento de sus ventas a proyectos de I+D.

Según el informe las 130 empresas que integran la comunidad de CRE100O generan en conjunto un volumen de facturación anual de 17.000 millones de euros, lo que equivale al 1,1% del PIB de España. Una cifra que cobra mayor relevancia si se tiene en cuenta que la facturación de estas se ha multiplicado por 22 desde 2015, constatando con ello la perdurabilidad y crecimiento sostenible de las empresas CRE100DO. Además, cabe destacar la capacidad empleadora, al generar ésta más de 250.000 empleos directos e indirectos

Por todo ello, Rafael Vaquero haya demandado una legislación específica, algo que ya empieza a reconocer la Comisión Europea si bien, para el dirigente de la Fundación es poco "ambiciosa". De ahí que haya reivindicado una legislación específica que impulse a estas empresas en "innovación", "desarrollo del talento" y "adopción tecnológica".

Por último, Vaquero ha recordado que las nueve empresas de Castilla y León adscritas a la Fundación pertenecen principalmente al sector manufacturero "con un peso muy importante el sector agroindustrial". "Destacaría su volumen de cifra de negocio y de empleados. Cinco de ellas facturan por encima de los 100 millones y otras tres están por encima de los 300 millones de euros y a nivel de empleados pues cinco de ellas están por encima de los 300 y una ya por encima de los mil empleados", ha detallado.

Seis ejes

El consejero de Economía y Hacienda, por su parte, ha reconocido que hay "seis grandes ejes" donde estas empresas "determinan sus inversiones y sus actuaciones". "Hablamos de internacionalización, de innovación, de financiación, de crecimiento, del talento y del entorno de diversificación empresarial. Tenemos que seguir resolviendo que tipos de ayudas podemos darles, pero es verdad que algunos de ellos se concentran exclusivamente por normativa europea solamente en el ámbito de las pymes y excluye algunas empresas de mayor dimensión", ha añadido.

De ahí que se haya mostrado partidario de "habilitar una fórmula específica" para ayudar a estas empresas a "crecer" ya que son "tractoras de muchos de sus sectores" y forman parte de la "cadena de valor" de Castilla y León.

Por último, el presidente del CES, Enrique Cabero, ha incidido en que en el tejido empresarial español se necesita "una consideración especial para este tipo de empresas" ya que no se puede ser "pyme un día y ser gran empresa al día siguiente". "Hay un marco de actuación diferenciado y por tanto la figura de las empresas de tamaño intermedio es una figura de éxito en otros países de la unión europea lo es y sin duda en España lo va a ser", ha resumido.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud