Economía

Scope revisa la perspectiva de España a positiva y mantiene el 'rating' A-

  • La agencia alemana el crecimiento "robusto" de la economía español
Logo de Scope

La agencia alemana de calificación de riesgos Scope ha confirmado el 'rating' de España en A- (dos pasos por debajo de la triple A, la nota más alta), al tiempo que revisa su perspectiva de estable a positiva, según explica la entidad.

El analista de deuda soberana de la compañía, Jakob Suwalski, señala la mayor resistencia económica y el fortalecimiento de las cuentas públicas, que han llevado a la reducción del déficit público, como los dos ejes que han incidido en la revisión de las perspectivas.

En el lado de las debilidades, incluye la elevada deuda pública, el alto nivel de desempleo y la presión presupuestaria estructural relacionada con el envejecimiento y las pensiones.

Pese a un entorno incierto, Scope destaca el crecimiento "robusto" de la economía española, mejor que la de sus homólogos, la dinámica positiva del mercado laboral, la ejecución de los fondos Next Generation de la UE y el aumento del gasto en inversión.

Además, señala que las mejoras fundamentales de la competitividad exterior de España y el desapalancamiento sostenido del sector privado apoyan la estabilidad a largo plazo.

El fortalecimiento de los indicadores fiscales se apoya en el crecimiento sostenido de los ingresos, gracias al aumento de las cotizaciones a la Seguridad Social, y en la moderación de los gastos, que se reflejará en mejoras del saldo primario (ingresos menos gastos excluida la carga de los intereses de la deuda).

Scope espera continuidad en el marco presupuestario de 2024 y avanza que la mejora fiscal de este año se ve facilitada por la supresión gradual de las medidas temporales para hacer frente a la crisis energética, lo que se traduce en un ahorro de 0,8 puntos del PIB.

Por contra, pone el foco en el bajo crecimiento de la productividad, la creciente presión presupuestaria estructural, y la elevada deuda pública.

La productividad y la renta per cápita relativamente bajas de España, unidas a un desempleo estructural aún elevado, subrayan la necesidad de reformas estructurales para apoyar un crecimiento económico sostenido, dice.

A pesar del fuerte crecimiento de los últimos años, el aumento de la productividad ha ido a la zaga de sus homólogos. La productividad laboral se sitúa en torno al 82% de la media de la zona del euro en 2022.

Además, el PIB per cápita de España sigue siendo inferior en un 25% a la media de la zona del euro, lo que limita su potencial de crecimiento, estimado en un 1,75%.

Scope fue aceptada el pasado febrero por el Banco Central Europeo (BCE) como la quinta agencia de calificación de riesgos (con Fitch, Moody's, S&P y DBRS), para tener una visión más amplia que le ayude en la toma de decisiones sobre política monetaria.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud