Economía

UGT exige al Gobierno que reduzca la jornada si no se logra un acuerdo con los empresarios

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez. Ana Morales
Madridicon-related

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha abogado por que sea el Gobierno quien ajuste la jornada máxima de trabajo mediante legislación si no se logra un consenso entre sindicatos y patronal. El líder sindical ha sugerido que este cambio se formalice mediante una ley y quede integrado en el Estatuto de los Trabajadores. A pesar de todo, confía en llegar a un acuerdo junto a CCOO con la CEOE sobre la reducción de jornada "antes de las vacaciones de verano" para poder llevarle el texto acordado al Gobierno para que "haga las reformas pertinentes".

"Desde nuestro punto de vista, en ningún caso, está en cuestión que el cambio sea un cambio legislativo", admitió Álvarez, criticando que la CEOE mencione ahora la reducción de la jornada después de más de 40 años sin cambios.

"Estoy absolutamente convencido de que si no hubiera un acuerdo PSOE- Sumar para ir a un proceso de reducción del tiempo de trabajo para llevar la jornada laboral en el año 2025 a las 37,5 horas, difícilmente tendríamos estas magníficas posibilidades que, depende con quién hables de la patronal, ahora se abren para la negociación", ha recalcado durante la presentación de un informe sobre la 'Regulación de la jornada en Europa y España'.

No obstante, ha considerado que con la situación política actual, con una prórroga presupuestaria ya confirmada, las negociaciones con el Gobierno "van a ir más lentas de lo que sería previsible", lo que permitirá a los agentes sociales "avanzar en un acuerdo, porque hay tiempo más que suficiente".

UGT también ha argumentado que esta reforma del tiempo de trabajo debe estar reflejada en el Estatuto de los Trabajadores, dado que en España hay sectores de la población que carecen de protección a través de convenios colectivos, lo que dificulta que los sindicatos negocien una reducción de la jornada.

"Tenemos que tener en cuenta que hay sectores muy amplios de la población que no están protegidos por un convenio colectivo y, por lo tanto, de ahí nace la necesidad que tenemos en España (...) de que la reducción de jornada se traslade al Estatuto de los Trabajadores", ha recalcado, por su parte, el vicesecretario general de Política Sindical de UGT, Fernando Luján.

Decimosegundos con menor jornada en la UE

El estudio presentado por el sindicato revela que España se ubica en el puesto 12 entre los países con menor jornada laboral, con un promedio de 38,4 horas semanales. Supera a 11 países, como Alemania y Francia (35,6 horas), pero se queda por debajo de 17 que alcanzan las 40 horas. La menor jornada laboral en países como Francia o Alemania se debe a la fuerte presencia de los sindicatos en la negociación colectiva, lo que se ha traducido en mayor productividad y mejores salarios para los trabajadores.

En España, la realización de horas extras es voluntaria, con un límite anual de 80 horas. La ley exige que se paguen al menos al mismo valor que la hora ordinaria, un pago que UGT considera "escaso" y "excepcional" en Europa. En Francia, por ejemplo, se paga un 10% más por hora extra, y en otros países incluso el doble.

Ante la baja retribución de las horas extra y la falta de un registro de jornada, UGT ha presentado una reclamación ante el Comité Europeo de Derechos Sociales con el objetivo que la hora extra se pague al menos un 25% más que la ordinaria. El sindicato está dispuesto a retirar la reclamación si se llega a un acuerdo con la patronal y el Gobierno que incluya la mejora de las horas extra y el registro de jornada, tal como lo indica la normativa europea.

Asimismo, UGT propone al Ministerio de Inclusión que las horas extra no solo tengan una sobrecotización, sino que sirvan como coeficiente reductor de la edad de jubilación anticipada, debido al posible "desgaste" físico y psíquico que pueden suponer para los trabajadores.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud