Economía

La Generalitat activa un fondo de 100 millones para retener empresas catalanas "estratégicas"

  • Se inspira en el fondo Finkatuz, que ha participado en compañías vascas como ITP Aero, CAF y Kaiku
  • Las inversiones las vehiculará el Instituto Catalán de Finanzas (ICF)
La consejera delegada del ICF, Vanessa Servera. EE
Barcelonaicon-related

El Ejecutivo de Pere Aragonès ha aprobado este martes una aportación de 50 millones de euros para el fondo Arrels, impulsado por el Instituto Catalán de Finanzas (ICF) con otros 50 millones, para entrar en el capital de empresas "estratégicas" y que "mantengan su arraigo y sus centros de decisión en Cataluña".

Estas participaciones nunca serán de control, pero sí que tendrán capacidad de influencia, señala la Generalitat, que argumenta que, en el actual contexto global, mantener la actividad económica e industrial en Cataluña se convierte en una prioridad y, en este sentido, "la posible pérdida del control de esta actividad empresarial estratégica, en manos de grupos inversores de fuera de Cataluña, es un riesgo al alza".

Por este motivo, el Govern se ha mostrado comprometido a impulsar medidas que favorezcan y potencien el arraigo de las empresas catalanas y de sus centros de decisión en Cataluña.


El ICF será quien realizará estas inversiones, que se caracterizarán por ser a largo plazo y por la entrada en el capital de las compañías, que deben tener domicilio social y fiscal o establecimiento permanente en Cataluña y también deben ser tractoras para el conjunto del tejido productivo de la región, es decir, con vínculos potentes con empresas y proveedores catalanes.

De todas formas, tanto el Departamento de Economía y Hacienda como el de Empresa y Trabajo podrán realizar propuestas conjuntas de líneas que puedan ser objeto de inversión.

El perfil debe ser el de empresas maduras, solventes y cuya elevada facturación sean primordiales para el desarrollo económico y social de Cataluña.


En la memoria queda el fracaso de la inversión autonómica en Spanair para intentar convertirla en la aerolínea de bandera catalana, pero que acabó en quiebra en 2012. Ahora, la administración catalana esgrime que el Fondo Arrels es un instrumento que ya existe en otros territorios, como el País Vasco, donde el Ejecutivo cuenta con el fondo Finkatuz, a través del cual ha participado en empresas relevantes de Euskadi como ITP Aero, CAF y Kaiku.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud