Economía

Este es el favor de la 'mili' a los trabajadores que se quieren jubilar de forma anticipada

Foto: Canva.

La jubilación anticipada es una alternativa muy atractiva para aquellos trabajadores que deseen convertirse en pensionistas antes de la llegada de la edad de jubilación ordinaria. Esta elección no es libre: se ciñe al cumplimiento de varios requisitos de entre los cuales destaca por encima de todo la cotización.

Así, la jubilación anticipada voluntaria (aquella que depende exclusivamente de la voluntad del trabajador) exige 35 años cotizados y la jubilación anticipada involuntaria (la que deriva de un cese no voluntario en el trabajo) obliga a acreditar 33 años de cotización. En ambos casos, se deben acreditar al menos dos dentro de los últimos 15 años.

Al tratarse de objetivos de cotización relativamente largos, es posible que los ciudadanos tengan problemas para llegar a ellos. Algunos de ellos, no obstante, tendrán una ayuda extra: la que les conferirá haber hecho la 'mili'.

Aunque resulte extraño, todas las personas que hayan realizado el servicio militar obligatorio o el servicio femenino, además de la prestación social sustitutoria de los objetores de conciencia, pueden añadir un año de cotización para cumplir el objetivo y jubilarse de forma anticipada.

Tal y como explica la Seguridad Social en su página web, "los períodos de servicio militar o prestación social sustitutoria sólo se computan para alcanzar el período de cotización específico en el caso de jubilación anticipada, voluntaria o involuntaria y con el límite máximo de un año".

A la hora de realizar el trámite, informa el organismo, la opción de aprovecharse de este año extra de cotización solo ha de hacerse "en el caso de que sea necesario". De hecho, pone el ejemplo de las personas que piden la prestación online: "Se abrirá una pantalla solicitando que se cumplimente el período de dicho servicio militar".

Por qué no se puede sumar un año de la 'mili' a la jubilación ordinaria

El Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero se comprometió en 2011 a extender este beneficio a la jubilación ordinaria, pero más de 12 años después sigue sin cumplirse a pesar de la sucesión de Gobiernos de todo color político.

El Ejecutivo socialista recogió en la reforma de las pensiones de 2011 (puede consultarse en este enlace) el compromiso a realizar en el plazo de un año "un proyecto de ley que establezca un sistema de compensación a la Seguridad Social para que por ésta pueda reconocerse, a favor de las personas interesadas, un periodo de asimilación del tiempo de servicio militar obligatorio o de prestación social sustitutoria".

Sin embargo, con el paso del tiempo y de los diferentes Gobiernos, esta equiparación no ha tenido lugar. Por lo tanto, la utilización de un año extra procedente de la 'mili' queda de momento limitada a las dos grandes modalidades de jubilación anticipada.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud