Economía

Powell defenderá ante el Congreso la decisión de la Fed de no bajar aún los tipos

  • Si la economía evoluciona "en términos generales como se espera, probablemente será apropiado comenzar a reducir los tipos en algún momento de este año", ha indicado
Jerome Powell

El presidente de la Reserva Federal (Fed), Jerome Powell, defenderá la próxima semana ante el Congreso estadounidense la decisión del banco central de no bajar por ahora los tipos de interés y esperar a que la inflación descienda de manera sostenible.

Así se desprende de un informe que fue publicado este viernes por la institución y que Powell presentará los próximos 6 y 7 de marzo en los comités de servicios financieros de las dos Cámaras, un trámite que debe hacer por mandato cada seis meses.

El Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, en inglés) -órgano de la Fed encargado de la política monetaria- "no espera que sea apropiado reducir el rango objetivo (los tipos de interés) hasta que haya ganado mayor confianza en que la inflación se está moviendo de manera sostenible hacia el 2%", apunta el texto.

Powell se mantendrá así fiel al discurso del regulador, que ha mantenido sin cambios los tipos desde su reunión de julio de 2023, en la horquilla del 5,25% y el 5,5%, su máximo nivel desde 2001. Todo ello tras once subidas llevadas a cabo desde marzo de 2022 para controlar la inflación, que llegó a superar el 9 % en el verano de aquel año.

Desde entonces ha ido bajando poco a poco hasta el 3,1% registrado en enero, el último dato conocido.

Powell explicará en el Congreso, además, que la Fed considera que "es probable que la tasa de interés esté en su punto máximo para este ciclo de ajuste".

"A medida que la rigidez del mercado laboral se ha aliviado y los avances en materia de inflación han continuado, los riesgos para lograr los objetivos de empleo e inflación del Comité han ido avanzando hacia un mejor equilibrio", apunta el informe.

Aun así, añade, el Comité "sigue muy atento a los riesgos inflacionarios" y "es muy consciente de que una inflación alta impone dificultades significativas", por lo que, antes de bajar los tipos "se deberá tener certeza de que la inflación baja".

Para considerar cualquier ajuste, se tendrán en cuenta los datos económicos entrantes, la evolución de las perspectivas económicas y el equilibrio de riesgos.

Además de ofrecer un discurso ante los legisladores y senadores, Powell tendrá que someterse a sus preguntas y estará por ver, por tanto, si da alguna pista sobre cuándo podrían empezar a bajar los tipos.

En la rueda de prensa posterior al último anuncio de la Fed, Powell dijo que si la economía evoluciona "en términos generales como se espera, probablemente será apropiado comenzar a reducir los tipos en algún momento de este año".

Un sistema "sólido"

La Reserva Federal de Estados Unidos considera el sistema bancario norteamericano es "sólido" y "resiliente" y que, aunque el estrés financiero desatado el año pasado a cuenta del Silicon Valley Bank y el Signature Bank ha "cedido", aún persisten riesgos que deben ser vigilados.

Además, el instituto emisor ha recordado en su informe semestral de política monetaria que la inflación se ha ralentizado "considerablemente", pero que aún permanece por encima del objetivo del 2%.

Igualmente, el documento ha sostenido que el mercado laboral continúa actualmente "relativamente ajustado", si bien la demanda de trabajadores también se ha relajado. No obstante, los desajustes de oferta y demanda de empleo durante los dos últimos años ha beneficiado especialmente a los grupos sociales "históricamente desfavorecidos".

Las diferencias de empleo y de remuneraciones en función del sexo, raza, etnia y la educación se han reducido en un contexto de alta demanda de trabajadores, pero el banco central ha señalado que aún persisten "diferencias considerables" entre las distintas clases sociales del país.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud