Economía

Ábalos dimite como presidente de la Comisión de Interior pero mantiene su cargo como diputado

  • El exministro de Transportes reconocía el sábado que no iba a dimitir a no ser que se lo pidiera el partido
  • Tiene menos de 24 horas para entregar su acta de diputado del Partido Socialista

El 'caso Koldo' ha puesto al exministro de Transportes, José Luis Ábalos, contra las cuerdas. Ábalos ha presentado su dimisión como presidente de la Comisión de Interior del Congreso, aunque aún mantiene su escaño de diputado por Valencia, a pesar de que el PSOE le haya exigido esta mañana que entregue su acta de diputado en menos de 24 horas. La Comisión de Interior tiene su próxima reunión este miércoles y ya no contará con la presencia del socialista.

El escándalo por la presunta trama de comisiones en la venta de mascarillas a administraciones públicas ha hecho saltar todas las alarmas y ha puesto el foco en el Gobierno de Pedro Sánchez, que no está viviendo su mejor momento entre la amnistía y los resultados de las urnas gallegas. "Sabemos que no está investigado, ni imputado, ni su nombre figura en la investigación", han reconocido la portavoz del PSOE en Ferraz, Esther Peña esta mañana, en una rueda de prensa. Sin embargo, ha agregado que "transparencia absoluta, caiga quien caiga". Desde el Ejecutivo mantienen que existe responsabilidad política por parte de Ábalos y por eso le piden que dimita.

El pasado sábado, el propio Ábalos descartaba dimitir. "Yo soy diputado ahora, no soy ministro. Si esto se hubiera producido yo siendo ministro, es evidente que tendría que haber dimitido. Y en el momento", explicó Ábalos en una entrevista en La Sexta. El exministro de Transportes reconocía no estar acusado ni implicado en ninguna trama de corrupción, aunque sí que reconocía estar dispuesto a dejar el escaño si así se lo pide el partido, ya que no tiene "ningún apego" a la representación público.

La denuncia del PP

En marzo de 2022, el Partido Popular de Madrid presentó una demanda por las irregularidades de los contratos de emergencia derivados de la pandemia. El PP va "contra todas aquellas autoridades, funcionarios y particulares que pudieran ser responsables (...) por presunta comisión de posibles delitos de prevaricación, tráfico de influencias, negociaciones prohibidas y malversación de caudales públicos", dicta la denuncia.

Desde el año pasado, la Audiencia Nacional está investigando la presunta corrupción en tres contratos de la empresa proveedora del exministro de Transportes, José Luis Ábalos. La investigación comenzó en 2021 debido a que se detectaron presuntas irregularidades en las adjudicaciones 'a dedo' de mascarillas, ya que, supuestamente, otorgaba contratos a cambio de comisiones. Además, fuentes cercanas al partido señalan que "cuando Ábalos fue sustituido como ministro es porque algo debía de saber Pedro Sánchez".

De hecho, la Fiscalía Anticorrupción ya alegó que hay indicios para abrir causa a la empresa Soluciones de Gestión y Apoyo a Empresas SL. Una compañía que recibió un contrato de 24,2 millones por parte del Ministerio de Transportes para suministrar mascarillas y otro por 12,5 millones, adjudicado por Adif para lo mismo. La denuncia resalta que la empresa zaragozana "no parece que su actividad tenga relación con el objeto del contrato, ni relación con China, para poder ser un suministrador referente de mascarillas". La compañía se dedica, según el Registro Mercantil, a servicios técnicos de ingeniería y asesoramiento técnico.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud