Economía

La inversión privada andaluza en I+D supera los 680 millones, con un crecimiento del 14%

  • Empresas e instituciones privadas suponen ya el 36% del total regional
  • El sistema educativo y la administración siguen la liderando la innovación,  con un 63%
  • Las administraciones públicas aportan 392 millones con datos de 2022
Laboratorio de Kimitec, una de las empresas más innovadoras de Andalucía.

La inversión en I+D en Andalucía alcanzó los 1.890,6 millones de euros en 2022, lo que supone un incremento del 11,03% con respecto a 2021. La subida es, además, la mayor desde el año 2007. Así se recoge en el informe sobre 'Actividades de I+D en Andalucía 2022', elaborado por la Agencia para la Calidad Científica y Universitaria de Andalucía (ACCUA), adscrita a la Consejería de Universidad, Investigación e Innovación, a partir de los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE). El sector privado aporta el 36,1% del total, 681,6 millones, si se considera tanto a empresas como a instituciones privadas sin fines de lucro.

El alza experimentada por el ámbito privado se cuantifica en un 14,41%, un ascenso de doble dígito que no se producía desde 2010.

En 2022 la inversión regional en I+D la encabeza en la comunidad el sector de la enseñanza superior, con 817 millones y el 43,2% del total del gasto.

Les siguen las empresas, con 676,4 millones (35,8%); las administraciones públicas, con 392,4 millones (20,8%); y, por último, las instituciones privadas sin fines de lucro, con 5,2 millones (0,27%).

Incentivos

La administración andaluza ha habilitado instrumentos para estimular la inversión privada en I+D+i+, con una apuesta por la compra pública de innovación. Hace ahora un año el presidente Juanma Moreno manifestó en un acto en la Corporación Tecnológica de Andalucía que Andalucía aspira a conseguir que el peso de la inversión privada en esta materia alcance el 55% para situarse en niveles de las zonas más avanzadas de la UE.

Aunque lejos aún del objetivo, la aceleración andaluza en innovación queda constatada por el hecho de que el 11% de 2022 es más del doble de la tasa de crecimiento del año anterior, el que se registró un montante de 1.703 millones y una evolución positiva del 4,7%. Y la iniciativa privada, con un 14%, ha empujado este incremento.

En el conjunto de la comunidad, los 1.890 millones suponen 187,9 más que en 2021 y 411,15 millones con respecto al ejercicio 2018, lo que representa un alza del 27,8% desde el inicio de la anterior legislatura. Asimismo, los 1.890,6 millones suponen el 9,8% del gasto total nacional en I+D y consolidan a Andalucía como la tercera comunidad del país en términos absolutos, aunque el gasto por habitante la posición no es tan positiva.

El esfuerzo inversor en investigación y desarrollo procede, mayoritariamente, del sector público (Administración pública y enseñanza superior), que continúa actuando como activo tractor de la inversión regional en I+D. Aportó el 63,9% de los recursos invertidos, lo que equivale a 1.209 millones de euros.

Crecimiento

En 2022, la inversión en investigación y desarrollo se ha incrementado en un 9,2% en el sector público, lo que supone la mayor subida en catorce años. Los anteriores incrementos se produjeron en 2021, apuntándose entonces un 7,08%, en 2020, con un 5,87%, y en 2019, con un 5,28%. Desde la Consejería de Universidad, Investigación e Innovación se apunta que "los cuatro mayores crecimientos en este ámbito desde 2008 se han dado en el Gobierno de Juanma Moreno", después de casi una década en la que se produjeron "importantes caídas en el gasto en I+D".

La inversión media anual en la décima legislatura, periodo 2015-2018, fue de 1.434,7 millones de euros, mientras que, en los primeros cuatro años de gobierno de Juanma Moreno, 2019-2022, el desembolso subió hasta los 1.689,7, lo que conlleva un incremento del 17,8%.

En relación con el potencial humano en materia de investigación, Andalucía sigue siendo la tercera región con mayor número de personas dedicadas a actividades de I+D, alcanzando las 28.518 (equivalencia en jornada completa) entre personal investigador y técnico y auxiliar. Este indicador se ha visto incrementado en 2022 en 1.474,9 personas, un 5,45% más que en el año anterior, y en 3.787 personas desde 2018.

El personal investigador en Andalucía representa el 10,3% del conjunto nacional. La mayoría de este colectivo desempeña su labor en el sector público (74,0%), esencialmente en la universidad, y el resto, el 26,0%, en el segmento privado.

Brecha de género

En Andalucía, el personal de I+D masculino supone el 58,43% (16.663), mientras que el femenino representa el 41,57% (11.855), lo que implica una congelación de la brecha de género respecto a la situación de 2021.

Estas diferencias se derivan principalmente del sector privado, ya que el porcentaje de mujeres investigadoras en el sector público en Andalucía alcanza el valor de 45,5% en 2022, mientras que en el sector privado este porcentaje es del 28,0%. El total de mujeres dedicadas a I+D, incluyendo tanto investigadoras como técnicas, es del 47,6% en el sector público y del 29,2% en la esfera privada.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud