Economía

Estos son los países que tienen una jornada laboral de menos de 40 horas semanales

Foto: Dreamstime.

PSOE y Sumar han anunciado un acuerdo para la formación de un Gobierno de coalición que incluye, entre otros muchos aspectos, la reducción de la jornada de trabajo sin merma en el salario. Esta propuesta pretende responder a las reivindicaciones de diferentes sectores y partidos políticos que apuestan por una reducción de la jornada sin reducciones paralelas en el salario.

El compromiso firmado por los dos partidos que formarían un Gobierno de coalición (faltan cerrarse las negociaciones con el resto de partidos para conseguir la mayoría que dé a Pedro Sánchez la presidencia del Ejecutivo) no hablan de una semana de cuatro días y solo se refieren a una reducción de la jornada diaria, previsiblemente de 8 a 7 horas y media en 2025.

Este cómputo semanal de 37 horas y media semanales es con el que ya cuentan los funcionarios, cuya jornada se redujo en 2019, incluso antes de una pandemia de coronavirus que conllevó una reflexión mundial acerca del modelo de trabajo global. De hecho, los funcionarios están buscando una nueva reducción, hasta las 35 horas semanales, el objetivo de Sumar para el final de la próxima legislatura si finalmente tiene lugar.

De concretarse esta medida, España tendría su primera reducción de la jornada de trabajo en décadas, después de que el Estatuto de los Trabajadores estableciese que la jornada máxima semanal fuese de 40 horas semanales, en la misma línea que muchos países de Europa y el resto del mundo. Y, de paso, nuestro país se sumaría a otros que ya han reducido por debajo de esa cantidad simbólica sus jornadas semanales.

En qué países se trabaja menos de 40 horas semanales por ley

El ejemplo más cercano es el de Francia. El país vecino lo redujo de 39 a 35 horas semanales en 1998 y sin que ello conllevase una reducción salarial, poniendo el broche a lo que a principios de la década de los 80 había intentado hacer François Miterrand sin éxito.

Hay que irse un poco más lejos para encontrar otro país europeo con una jornada inferior a las 40 semanales. Es el caso de Bélgica, que en 2003 redujo su jornada laboral a 38 horas semanales. Con la misma duración de jornada, pero en las antípodas, está Australia, con esas 38 horas semanales por ley.

Con todo, otro dato igual de importante a la hora de conocer la realidad laboral de un país en cuanto a sus jornadas semanales es el de la media de las jornadas semanales negociadas por convenio. Por lo general, este dato es menor al de la joornada legalmente establecida, aunque hay diferencias entre países.

De acuerdo con los datos de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) para 2020, en España la media de la jornada semanal negociada por convenio era menor a la legal, de 38,2 horas semanales. Sin embargo, en Francia era ligeramente superior a la legal: de 35,2 horas semanales.

Bélgica, otro de los países con una jornada laboral por debajo de esas 40 horas semanales, presenta una cantidad de horas muy similar: 37,8 horas semanales. Australia, en cambio, no experimenta cambios y cuenta con la misma jornada semanal, de 38 horas.

Otros países como Noruega, Italia, Finlandia o Japón ven reducidas sus jornadas semanales negociadas con la empresa, pasando de 40 a 37,5 en el caso del país nórdico y de 40 a 38 años en los otros tres casos.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud