Economía

Junio agridulce: la ralentización del empleo desluce el menor paro desde 2008 y el récord de afiliados

  • La campaña de verano tiene gran influencia en el mercado de trabajo...
  • ... aunque en esta ocasión la creación de empleo ha perdido fuelle
  • El total de parados asciende a 2.688.842 y el de ocupados, a 20.869.940
Oficina de empleo de la Comunidad de Madrid. Foto: EP

El verano impulsa el mercado de trabajo, aunque este año no ha aprovechado tanto el tirón. Los datos de paro registrado son los mejores en 15 años al situarse por debajo de los 2,7 millones por primera vez desde septiembre de 2008 pero el número de salientes de situación de desempleo no está a la altura de los anteriores registros. Algo similar, aunque más significativo, ocurre con la afiliación. Los ocupados medios se consolidan por encima de los 20,8 millones, que batió por primera vez el mes pasado pero el aumento de cotizantes firma el menor ritmo de creación de empleo desde junio de 2015.

A cierre de junio, el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) tenía registrados 2.688.842 parados tras descender ese mes en 50.268 personas (-1,84%), con respecto al mes anterior. El total de desempleados es el más bajo en los últimos 15 años, desde septiembre de 2008, aunque el descenso en términos absolutos vuelve a quedar por detrás de la media de 70.000 que venía firmando hasta abril. 

Desde junio de 2022, el paro registrado ha perdido 191.740 personas tras reducirse un 6,66%. Desde el Ministerio de Trabajo destacan la evolución positiva del mercado de trabajo, que acumula 14 meses consecutivos con la cifra de desempleados por debajo de los tres millones.

Echando la vista atrás hasta junio de 2020, el número de personas que ha abandonado las listas del paro asciende a más de un millón (1.174.041, en concreto). "El paro ha descendido un 30,4%, una situación que se ha producido pese a la incertidumbre económica generada por la guerra en suelo europeo" destacan desde la cartera que dirige la vicepresidenta segunda Yolanda Díaz.

Por sectores, el paro registrado cayó en todos menos en Agricultura, que registró una subida de 220 personas más (0,21%). Aquí la campaña de verano tiene gran influencia. Donde más descendió el desempleo fue en Servicios con 42.133 personas menos (-2,16%), seguido a gran distancia por Industria, con 4.888 personas menos (-2,24%) y Construcción 1.688 personas menos (-0,80%). El colectivo Sin Empleo Anterior, por su parte, perdió 1.779 parados (-0,71%).

Teniendo en cuenta la edad, el paro cayó en todos los grupos en junio, que volvió a registrar un nuevo mínimo histórico en relación con los menores de 25 años. En concreto, se redujo en 3.552 personas (-1,89%), hasta las 184.491, una cifra que supone casi la mitad de la que había en febrero de 2021.

El nivel de paro entre las mujeres también toca mínimos de 2008 tras caer en 30.710 desempleadas, un 1,86% menos sobre mayo. En total, hay 1.624.317 de mujeres en situación de desempleo. Si se compara con junio del año pasado, el paro femenino cae en 99.498 personas. El otro sexo perdió en el sexto mes de año 19.558 parados (-1,8%) con un total de paro masculino que asciende a 1.064.525.

Lo que esconde el nuevo récord de afiliación de 20,86 millones

Los datos aportados por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones sitúan la cifra de afiliación media de junio en los 20.869.940, el nivel más alto de la serie. 

Sin embargo, tras el dato positivo hay una lectura menos optimista. De mayo a junio, el número de ocupados aumentó en 54.541, el menor avance para este mes desde 2015, cuando el sistema sumó 35.085 afiliados medios. 

Además, también desinfla la evolución mensual, que en abril y mayo superó los 200.000 empleos nuevos. Es "un poco menos alto de lo que cabría haber esperado" para este mes, ha reconocido el secretario de Estado de Seguridad Social, Borja Suárez, aunque insiste en que la dinámica "es muy positiva".

En junio de 2022, la afiliación creció el doble de lo que lo ha hecho este año y en 2021, cuatro veces más. En 2020, año del inicio de la pandemia, la ocupación aumentó en el sexto mes del año en más de 68.000 personas.

Ante esta realidad, desde el Ministerio que lidera José Luis Escrivá ponen el foco en otro lugar y destacan que este junio se llegaron a superar durante algunos días (entre el día 12 y el 21) los 20,9 millones de ocupados. En concreto, el máximo histórico se alcanzó el día 19, cuando se registraron 20.956.577 ocupados.

Desde el año pasado, el número de ocupados ha avanzado un 2,56%, con 521.610 afiliados más.

Hostelería y comercio sumaron más de 60.000 empleados

La subida de la afiliación fue la tónica general en las actividades del Régimen General, que ganó 46.322 afiliados medios hasta los 17.451.600 ocupados. De nuevo, la hostelería protagonizó el mayor repunte de la ocupación al ganar 32.260 cotizantes respecto al mes anterior (+2,1%). Le siguieron el comercio, con 30.084 empleados más (+1,2%) y las actividades sanitarias, donde la afiliación creció en 25.775 cotizantes (+1,4%).

Entre los descensos, destacó Educación, que con el fin de curso escolar perdió 51.722 afiliados en junio (-4,6%). También registraron bajas Administración Pública (-3.932 cotizantes) y actividades artísticas y de entretenimiento (-3.113 ocupados). El Sistema Especial Agrario también perdió 33.605 empleos en el sexto mes del año (-4,6%) y el del Hogar sumó 675 bajas (-0,18%).

De los nuevos empleos creados en junio la mayoría recayeron en los hombres, que ganaron 50.712 cotizantes respecto a mayo (+0,4%), frente a un avance del empleo femenino de 3.829 ocupadas (+0,03%). Con este leve repunte, la cifra de mujeres trabajadoras se situó a cierre de junio en 9.826.712 afiliadas, nuevo récord histórico, mientras que el número de varones ocupados finalizó el primer semestre del año en 11.043.228 cotizantes.

Aquí, según Suárez, se encuentran las razones que explican esta moderación. Tienen que ver, ha dicho, con la climatología (las lluvias de junio afectaron a determinadas actividades, como la agricultura, la construcción y la hostelería) y con la constitución de las corporaciones municipales, que ha producido una "caída muy brusca" en la afiliación en Administración Pública, "que previsiblemente se va a ir recuperando en las próximas semanas".

Contratos y temporalidad

Según los datos de Trabajo, en junio se firmaron 1.492.803 contratos, un 15,61% menos que el mismo mes del año pasado.

Desde el Ministerio destacan que en "un mes propenso a la estacionalidad, se consolida la contratación indefinida" tras suscribirse en el sexto mes del año 631.810 contratos de este tipo, el 42,32% del total: a tiempo completo se firmaron 242.351 contratos, a tiempo parcial, 137.492, y fijos discontinuos, 251.967, principalmente en la hostelería. Tras estos últimos está una de las explicaciones a la menor pérdida de parados ya que la vuelta a la actividad de un fijo discontinuo no se contabiliza como una vuelta al empleo.

En lo que va de año se han suscrito 7.662.826 contratos, lo que supone casi dos millones de contratos menos (-1.909.080, un -19,94%) que durante la primera mitad de 2022.

Desde el Ministerio que alberga la Seguridad Social indican que en junio el porcentaje de afiliados con contrato temporal se mantuvo en el mínimo histórico del 14%, menos de la mitad del que se registraba antes de la reforma laboral (30%). En el caso de los menores de 30 años, la tasa de temporalidad se ha reducido en 31 puntos respecto al nivel que tenía antes de la reforma, pasando del 53% al 22%.

Según indican, ahora hay tres millones de afiliados más con contrato indefinido que en diciembre de 2021, el último mes antes de la entrada en vigor de la reforma. Como prueba del incremento de la estabilidad apuntan al aumento de la duración media de los contratos que han causado baja. Entre enero y mayo de este año, ha crecido un 29% en comparación con las cifras del mismo periodo de 2019, último año homologable anterior al impacto de la pandemia.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud