Economía

Suiza aprueba en referéndum para elevar el impuesto a las multinacionales y la neutralidad de CO2 para 2050

  • Supone la adhesión de Suiza a la iniciativa impulsada en 2021 por la OCDE
  • Es uno de los países con una fiscalidad más beneficiosa para las grandes empresas
Un cartel electoral que dice "Invierte en nuestro futuro. Sí, Ley del Clima 18 de junio", en Lausana, Suiza. Foto: Getty

La población suiza ha aprobado este domingo en referéndum tres iniciativas que incluyen elevar al 15% el impuesto de sociedades para las multinacionales y el objetivo de alcanzar la neutralidad en las emisiones de CO2 para 2050, según las primeras proyecciones. Las urnas han cerrado a mediodía.

En concreto, la subida del impuesto de sociedades al mínimo del 15% en consonancia con lo pactado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo en Europa (OCDE) ha logrado un 79,2% de respaldo y una participación del 41,6%, informa el periódico suizo 'Les Temps'.

La aprobación supone la adhesión de Suiza a la iniciativa impulsada en 2021 por la OCDE que prevé elevar a un mínimo del 15% a nivel global el impuesto de sociedades a todas las empresas transnacionales con al menos 750 millones de euros en ingresos.

Suiza es uno de los países con una fiscalidad más beneficiosa para las grandes empresas. La tasa la decide cada cantón y se sitúa en muchos de ellos por debajo del 15%. La media suiza está en el 13,5%. Sin embargo, la media de la OCDE está en el 23,1%.

Neutralidad en emisiones de CO2

En cuanto a la ley del clima, el resultado ha sido de un 55,6% de síes y una participación del 41,8%. La norma aspira a acelerar la transición a una economía ecológica que reduzca el uso de combustibles fósiles y fomente el uso de las energías renovables.

El cambio climático afectará especialmente a este pequeño país alpino plagado de glaciares, pero la nueva norma también supondrá sacrificios, ya que importa casi el 75% de la energía, la mayoría en petróleo, gas y carbón.

La ley, aprobada en el Parlamento septiembre de 2022, "refuerza la protección climática y reduce la dependencia de Suiza del petróleo y el gas natural sin imponer prohibiciones ni nuevos impuestos", destaca el Gobierno.

La norma recoge objetivos de reducción de emisiones por sector y prevé ayudas de 3.200 millones de francos (euros) en los diez próximos años para que los hogares cambien sus sistemas de calefacción por otros más eficaces, como la aerotermia. También incluye incentivos para la inversión de las empresas en tecnología verde. El Partido Popular Suizo, de ultraderecha, rechazó la iniciativa e impulsó la consulta en referéndum de la ley climática.

La tercera cuestión a votación este domingo ha sido la ley sobre la COVID-19, que incluye la posibilidad de imponer restricciones en caso de que repunte el virus, y que ha sido aprobada en tercera consulta con un 59,6% de votos y una participación del 41,8%.

Por último, el cantón de Ginebra ha rechazado una iniciativa para incrementar el impuesto de sucesiones a partir de los tres millones de francos suizos (3,062 millones de euros) con un 55,7% de los votos.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud