Economía

China pierde impulso tras la reapertura y el paro juvenil toca máximos históricos

La recuperación esperada de la economía china tras el final de las restricciones contra la Covid-19 comienza a perder ímpetu, según sugiere la batería de nuevos datos macroeconómicos publicada este jueves por la Oficina Nacional de Estadística (ONE), incluyendo un nuevo repunte del paro hasta máximos históricos entre los jóvenes, coincidiendo con una nueva rebaja de tipos de interés por parte del Banco Popular de China para estimular la actividad.

Según la oficina estadística china, en el mes de mayo la tasa de desempleo fue del 5,2%, en línea con el dato del mes anterior, aunque esta cifra esconde una profunda divergencia, ya que, si bien el paro entre los trabajadores de entre 25 a 59 años era del 4,1%, el desempleo entre los menos de 25 años escaló a un récord del 20,8%, cuatro décimas más que en abril y cuatro veces más que la tasa general.

Además de esta evolución del mercado laboral, ONE informó de que las ventas minoristas experimentaron en mayo un incremento anual del 12,7%, por debajo del 18,4% del mes anterior y por debajo de las expectativas que apuntaban a un aumento de alrededor del 14%.

De este modo, en los primeros cinco meses de 2023, las ventas minoristas ha alcanzado los 18,76 billones de yuanes (2.42 billones de euros), lo que implica un crecimiento anual del 9,3% un aumento interanual del 9,3 por ciento, incluyendo un crecimiento del 13,8% de las ventas 'online', hasta 5,69 billones de yuanes (734.600 millones de euros).

Asimismo, en el mes de mayo la producción industrial de China registró un crecimiento del 3,5% interanual, frente al 5,6% del mes anterior. En los primeros cinco meses, el valor aumentó un 3,6% interanual.

"Los datos publicados hoy sugieren que la recuperación de la reapertura se habría esfumado en gran medida en mayo", ha señalado Julian Evans-Pritchard, economista sénior para China de la consultora Capital Economics, quien ha advertido de que la economía china también parece haber perdido algo de impulso durante la primera quincena de junio.

"Seguimos pensando que la previsión de consenso de un crecimiento del PIB del 5,5% en 2023 es demasiado baja dados los efectos base favorables. Sin embargo, ahora parece probable que la producción en el segundo trimestre será más débil de lo que habíamos anticipado anteriormente y estamos reduciendo nuestro pronóstico de crecimiento anual del 6,5% al 6%", ha añadido.

Además, el experto ha apuntado que este crecimiento sólo puede lograrse con un mayor estímulo, por lo que ahora anticipa al menos un recorte más en los tipos de interés y en los requisitos de reserva de los bancos durante el resto de este año, así como algún apoyo fiscal adicional.

En este sentido, el Banco Popular de China (BPC) ha recortado este jueves en 10 puntos básicos el tipo de interés aplicado a la facilidad de préstamo a un año, que pasará a situarse en el 2,65%, según ha confirmado la institución, que baja así por primera vez desde el pasado mes de agosto la referencia a medio plazo.

En un comunicado, la entidad anunció que "con el fin de mantener una liquidez razonable y suficiente en el sistema bancario" lanzó este jueves una operación a través de la facilidad de préstamo a medio plazo (MLF) por importe de 237.000 millones de yuanes (30.597 millones de euros).

El pasado martes, el banco central chino ya había reducido en 10 puntos básicos el tipo de interés aplicado a las operaciones de recompra ('repo') inversa en el mercado con un plazo de siete días, situando la referencia a corto plazo en el 1,90%.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud