Economía

La victoria de Ergodan en la segunda vuelta alejará a Turquia de la UE

  • La clave está en el 5,17% de los votos que recibió el ultraconservador Sinan Ogan
Madridicon-related

El mundo entero está pendiente de lo que va a pasar en Turquía de aquí al 28 de mayo. Sobre todo hacia dónde irá el 5,17% de los votos que obtuvo el domingo pasado el partido ultraconservador Sinan Ogan. Ni el actual presidente, Recep Tayyip Erdogan (Partido de la Justicia y el Desarrollo, AKP), ni su principal contrincante, Kemal Kilicdaroglu (Partido Republicano del Pueblo, CHP) obtuvieron la mayoría suficiente (51% de los votos) para hacerse con la presidencia del país.

Erdogan obtuvo el 49,49% de los votos y Kilicdaroglu se quedó el 44,7% y ahora Ogan se erige como la llave hacia la prevalencia de Erdogan en el poder o hacia el cambio, pero los mercados vaticinan que el trasvase de votos en segunda vuelta van a ir para el actual presidente y eso alejaría a Turquía de la UE y occidente.

"Consultaremos con nuestra base de votantes nuestra decisión en la segunda vuelta", dijo Ogan a Reuters ayer. "Pero ya dejamos claro que la lucha contra el terrorismo y el envío de refugiados son nuestras líneas rojas".

Este candidato, hasta hace nada una figura poco relevante en la política turca, es muy crítico con ambos líderes, pero Kilicdaroglu tiene mucho más difícil conseguir el apoyo de este ultraderechista. El socialdemócrata prometió dar un giro a la política exterior del país y acercarse más a Estados Unidos y la UE, pero sin cortar sus relaciones con Rusia y esto no gusta entre el electorado de Ogan.

Lo cierto es que la posible derrota de Erdogan por parte de Kilicdaroglu podría suponer un antes y un después en el orden mundial, ya que el país adquirió en los últimos tiempos ua enorme influencia geopolítica como llave entre Oriente y Occidente y el candidato socialdemócrata prometió estrechar relaciones con los aliados y alejarse de Putin.

Pero los vientos soplan ahora de nuevo a favor de Erdogan devido a ese posible trasvase de votos. De hecho así se nota ya en los mercados.

El economista senior de Mercados Emergentes de Capital Economics, Liam Peach, asegura que los inversores pensaban en la victoria de la oposición como "un retorno a la ortodoxia económica y un compromiso más creíble para abordar el problema de inflación de Turquía", pero esas esperanzas se evaporaron y "los mercados financieros de Turquía reaccionaron de manera negativa".

Por el momento la incertidumbre está en el aire y ambos líderes se consideran fuertes ante esta segunda vuelta que se celebrará el próximo 28 de mayo. Incluso Erdongán se aventuró a erigirse como el vencedor.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud