Economía

La deuda de la Administración cierra 2022 en 1,5 billones de euros, situándose en el 113% del PIB

  • La ratio de deuda se redujo en 5 punto con respecto a 2021
  • La tasa de crecimiento del saldo de deuda fue del 5,3% interanual
El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos. ee
Madridicon-related

La deuda de las Administraciones Públicas españolas cerró el año 2022 con un saldo de 1,5 billones de euros. Con respecto al PIB nominal de 2022, la ratio de deuda respecto al PIB alcanzó el 113,2% en el último trimestre del año, 5 puntos porcentuales menos que a finales del curso anterior. La tasa de crecimiento del saldo de deuda fue del 5,3% en términos interanuales.

Con respecto a la evolución de la deuda por distintos subsectores de la Administración, el saldo de deuda del conjunto de la Administración Central ascendió a 1,3 billones de euros a cierre de 2022, lo que representa el 102,4% del PIB. El crecimiento, en términos interanuales, de la deuda de este subsector en el cuarto trimestre de 2022 fue del 6,2%.

Por su parte, el saldo de deuda de las Administraciones de Seguridad Social se situó en 106.000 millones de euros, un 8% del PIB, con un crecimiento interanual del 9,3%3.

Por lo que respecta a las administraciones territoriales, la deuda de las Comunidades Autónomas (CCAA) creció hasta los 317 mm de euros en diciembre de 2022, un 23,9% del PIB, con un aumento interanual del 1,4%, mientras que la deuda de las Corporaciones Locales (CCLL) se situó en 23.000 millones de euros en el cuarto trimestre de 2022, lo que representa un 1,7% del PIB y supone un 4,3% más que el saldo registrado un año antes.

Instrumentos y plazos

En cuanto a la evolución de la deuda por instrumentos y plazos, la deuda materializada en valores a largo plazo experimentó un crecimiento interanual del 9%, mientras que los préstamos a más de un año se reducen en el 3,5% con respecto a diciembre de 2021. Por su parte, la variación interanual en el cuarto trimestre de 2022 de los instrumentos a corto plazo fue del -21,9%.

Atendiendo a la distribución del saldo según este desglose de instrumentos, en diciembre de 2022 la deuda se encontraba materializada principalmente en pasivos a largo plazo, al representar un 94,9% del total, siendo especialmente significativo el peso de los valores a largo plazo con un 83,2%, mientras que el porcentaje de la deuda a corto plazo era de un 5,1%.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud