Economía

¿Por qué este millonario está arrepentido de pagar sus dos hipotecas?

  • Cochrane explica por qué no es recomendable dedicar todos los beneficios a ello
  • Tras consultar a expertos y leer del tema, priorizó el pago de las hipotecas
  • Admite que aquello fue un logro, pero sacrificó cosas importantes
Foto: iStock.
Madridicon-related

El emprendedor e instructor de negocios Graham Cochrane asegura que haber amortizado completamente sus dos hipotecas fue un error, en cuanto a sus finanzas personales. Concretamente se trataba de una primera residencia, y de una secundaria de tres dormitorios que su mujer y él alquilaban por 1.500 dólares al mes.

Pero afirma que en el momento en que decidió seguir ese camino estaba muy seguro de ello. Su objetivo inicial de verse libre de deudas cuanto antes se hizo realidad, pero admite que durante el proceso su familia pasó por dificultades, que le llevaron incluso a necesitar cupones de alimentos. Eso sí, una vez concluyó con las hipotecas, sus dos ocupaciones (una plataforma para formación de emprendedores y un blog de música) le permitieron ingresar en torno a un millón de dólares anuales.

Una vez concluidos los pagos, Cochrane decidió compartir sus conocimientos en su blog personal, que también ofrece enseñanzas con respecto a la economía.

Las 'ataduras' por finalizar los pagos

Uno puede pensar que amortizar todas las deudas cuanto antes hace a uno 'libre" en términos financieros. Cuando el emprendedor se deshizo de los pagos, su mujer y él optaron por matricular a sus hijas en una escuela en Tampa, Florida, situada a una hora en coche de distancia.

El primer problema ya salta a la vista, y es que la familia no tuvo la oportunidad de buscar una residencia más cercana a dicho centro de enseñanza. Estaban restringidos por dichas propiedades, y Cochrane se sintió "atado" debido a las pocas alternativas con las que contaba. Este es el motivo fundamental por el que se arrepiente de pagar velozmente sus hipotecas, pero afirma que sacó varias lecciones valiosas de ello.

Una filosofía personal con el dinero

Cochrane se crio sin apenas conocimientos financieros, pero al casarse a los 22 años de edad ya era consciente de que debía formarse. Tras varias lecturas y consultas a expertos, y sabiendo que conocía a muchas personas con deudas, aprendió diversas lecciones. Entre estas se encontraba la de reducir la deuda, e incluso eliminarla por completo, motivo por el que decidió pagar sus dos préstamos hipotecarios lo antes posible.

Pero cada situación financiera es diferente. El emprendedor admite que, si no se hubiese dispuesto a esos pagos de forma tan radical, habría tenido una mayor capacidad económica y habría sorteado esos tiempos de necesidad que atravesó su familia. Así, tras discutir con los bancos durante varios meses, Cochrane finalmente refinanció una de sus propiedades y compró otra más próxima a la escuela de sus hijas. Tras vender la casa, utilizó el 50% del dinero obtenido en adquirir el nuevo hogar, dejando el otro 50% para su inversión en un fondo indexado.

La importancia de las emociones

El mismo comenta que las emociones tienen una gran relevancia en materia económica, pues por ejemplo un manejo inadecuado de las finanzas personales puede causar estrés en la persona. Y en su caso, si bien se sintió aliviado en primera instancia, el disponer de poco capital tras los pagos le hacía pasar malos momentos. En ese momento dijo que su aproximación a la deuda hipotecaría no había sido lo suficientemente práctica.

Por ejemplo, la inversión en el fondo indexado no solo iba dirigida a generar una mayor riqueza, sino que lo que deseaba por encima de todo era poder tener paz mental. Quería tener acceso a su capital en caso de emergencias, y estar preparado para todo potencial cambio de rumbo en su vida.

Es por esto que Cochrane habla del "test del sueño", necesario según él para analizar cualquier decisión financiera relevante. Ello requiere de plantearse una cuestión con respecto a las finanzas personales: "¿Esta decisión me va a ayudar a dormir mejor por las noches?"

Unas metas flexibles y cambiantes

Eso sí, Cochrane también asegura que ser capaz de amortizar los préstamos hipotecarios es un logro. Sin embargo, no fue capaz de reconocer en su momento que sus metas se estaban transformando: pasó de priorizar un aumento de ingresos para ayudar a su familia, a dirigir todo el dinero posible a deshacerse de sus deudas.

En la actualidad, el emprendedor dice que sus ingresos son de en torno a 1,6 millones de dólares al año, y que centra su atención tanto en aumentar su riqueza como en mantener liquidez. Además, añade que tras haber superado las adversidades y con su optimismo actual, está planeando donar el 50% de sus beneficios a su parroquia, así como a otras causas que defiende.

Finalmente, para quienes estén preocupados por sus propias finanzas, Graham Cochrane les pregunta: "¿Cuál es la meta en la que podrías centrarte, para que tus objetivos a largo plazo fuesen más palpables en un futuro?" Existen varias respuestas posibles, pero dependerán según el mismo de cuáles de ellas son capaces de motivar a la persona a entrar en acción: crear una cuenta de inversión, amortizar las deudas o aumentar la riqueza, entre otros caminos.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud