Economía

El paro juvenil urbano en China llegó en enero y febrero al 18,1%

  • La segunda cifra más alta desde que el verano pasado rozó el 20%
  • Los recién graduados son los más afectados
Madridicon-related

El paro juvenil urbano en China ha pasado a ser un problema nacional. Según el informe publicado este miércoles por el Bureau Nacional de Estadística de China (NBS por sus siglas en inglés) el paro entre la población de 16 a 24 años fue durante los dos primeros meses del año del 18,1%.

Pero el gigante asiático lleva arrastrando este problema de paro juvenil desde el año pasado. En 2022, China registró una tasa media de paro entre la población urbana de 16 a 24 años del 17,5%.

Pero durante la temporada de graduación del año pasado (julio y agosto), momento donde más suele crecer este indicador, ese número ascendió a su cifra más alta de la historia desde que comenzó el registro en 2018: 19,9%. Esto indica que uno de cada cinco jóvenes residentes en ciudades estaba desempleado.

Según un informe del instituto de Investigación de Empleo de China y la junta de empleo china Zhaopin, la relación entre la demanda del mercado laboral y los solicitantes de empleo fue de 0,57 para los graduados universitarios en el tercer trimestre de 2022, cifra inferior al 1,24 en 2021 y el 1,38 en 2020. Una relación por debajo de uno indica que hay una competencia enorme y poca confianza en los solicitantes de empleo.

En el informe escrito por el subdirector del Centro de Investigación para el Desarrollo del Consejo de Estado, Zhuo Xian, confirma que el mayor problema está en los graduados universitarios, con una tasa de desempleo estimada en 1,4 veces a la de los jóvenes en general. "La ansiedad, la decepción y la confusión generadas por los estudiantes universitarios, que son el grupo más energético de la sociedad, pueden afectar la confianza de toda la sociedad en las perspectivas de desarrollo económico", aseguró.

En comparación con el resto de países, la tasa de desempleo juvenil en el conjunto de la OCDE en 2022 fue del 12,8%. En Estados Unidos, dicho porcentaje se mantuvo en el 9% el año pasado, tras alcanzar su máximo en abril de 2020, con un 27,4%. En el caso de la zona euro, los datos de Eurostat publicados en noviembre arrojaban una tasa de paro en menores de 25 años del 15,1%, misma tasa que en el conjunto de los Veintisiete. En España, dicho indicador se enquistó en el 29,9% entre noviembre de 2022 y enero de 2023.

Según un análisis realizado por el periodista de la agencia independiente Caixin, Zhang Ziyu , el paro juvenil urbano en China es tan alto porque, según dijo el exprimerministro del país, Li Keqiang, en una rueda de prensa en marzo, alrededor de 16 millones de personas necesitan ingresar al mercado laboral urbano este año. Entre ellos, 10,76 millones son recién graduados universitarios, un aumento de 1,67 millones desde 2021, según los datos del Ministerio de Educación, "lo que establece un récord tanto en el número total como en el crecimiento interanual".

Además, esta cifra "podría ser aún más grave", señala Zhang, ya que los indicadores pasan por alto algunos grupos, incluidos aquellos que han estado fuera del mercado laboral durante más de tres meses.

Parece que el país no ve la luz al final del túnel en esta materia ya que la demanda de los recién graduados cayó un 12,2% interanual en el tercer trimestre, mientras que el número total de solicitantes de empleo se disparó un 91,3%, el informe del Instituto de Investigación de Empleo de China y Zhaopin.

En el lado de la oferta, muchas empresas están desapareciendo, ya que los cierres por el Covid y otras interrupciones han creado una desaceleración económica que afecta también al empleo. El mercado laboral estuvo enquistado durante tres años de política de Covid cero y eso hace que se resienta a día de hoy.

Según la Administración Estatal de Regulación del Mercado, 13,2 millones de entidades, así como trabajadores por cuenta propia y hogares, se dieron de baja en China en 2021, casi un 30% más que el año anterior. Por otro lado, las sociedades registradas crecieron a un ritmo más lento del 15% a 28,9 millones para ese período.

Para corregir este problema, tanto el gobierno central como los gobierno locales han implementado programas de empleo financiados por el Estado, al tiempo que alientan a las empresas estatales a contratar recién graduados. Pero al mismo tiempo, el gobierno de Xi Jinping ha lanzado medidas regulatorias muy fuertes contra sectores que estaban dominados por empresas privadas y que contrataban a esos jóvenes.

Aun así, los expertos apuntan a que esto no es suficiente para absorber el incremento tan grande de graduados universitarios y dicen que hay que enfocarse en estimular y mantener la confianza en la empresa privada.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud