Economía

Los 'halcones' del BCE se revuelven y prometen varias subidas de tipos de 50 puntos básicos

  • "No habrá solo un aumento de 50 puntos básicos, eso es seguro"
  • "No puedo decir de antemano dónde va a terminar ese ritmo de alzas de 50"

La respuesta no se ha hecho esperar y ha sido contundente. Si a principios de la semana eran las 'palomas' (defienden tipos de interés más bajos y políticas más expansivas) las que pedían una bajada del ritmo en las subidas de tipos, este jueves ha respondido uno de los 'halcones' con más peso en el Consejo de Gobierno del BCE. Klaas Knot, gobernador del Banco de Países Bajos.

En la última reunión del año 2022, Christine Lagarde consiguió unir prácticamente a todo el Consejo de Gobierno del BCE con una decisión salomónica. Los 'halcones' (defienden unos tipos de interés más altos) querían seguir con subidas de 75 puntos básicos, mientras que las 'palomas' (defienden una política monetaria más laxa) abogaban por rebajar el ritmo de las subidas.

Sin embargo, algunas 'palomas' han revelado a Bloomberg que solo habrá una subida de 50 puntos básicos en el mejor de los casos. Luego las subidas serán de 25 puntos básicos en caso de que haya más alzas de tipos. Esta reacción de algunos miembros del BCE se produce ante la intensa desinflación (una inflación cada vez más baja) que se está produciendo a nivel global, que en principio podría dar algo de margen al BCE para moderar su endurecimiento monetario, algo que no ha gustado nada a los 'halcones'.

Varias subidas de 50

"No se detendrá después de un solo aumento de 50 puntos básicos, eso es seguro", asegura Klaas Knot, considerado como el principal representante de los 'halcones' en el órgano de decisión del BCE.

"No puedo decir de antemano dónde va a terminar ese ritmo de alzas de 50 puntos básicos, pero está muy claro que nuestra presidenta ha usado el plural en sus palabras", añadió.

Una subida de tipos récord en 2022

El BCE subió los tipos de interés en 250 puntos básicos en cuatro reuniones consecutivas desde julio de 2022, elevando su tasa de referencia al 2,50% y la de depósito al 2%.

Tras la última reunión de política monetaria del Consejo de Gobierno, celebrada el pasado 15 de diciembre, la presidenta del BCE, Christine Lagarde, anticipó que, en función de los datos disponibles, debería esperarse que la entidad suba los tipos "a un ritmo de 50 puntos básicos durante un período de tiempo".

Una inflación aún muy elevada

La tasa de inflación de la eurozona despidió 2022 en el 9,2%, lo que implica una bajada de nueve décimas frente al 10,1% de noviembre, registrando así su segundo alivio consecutivo, después de haber escalado a máximos históricos en octubre, cuando alcanzó el 10,6%.

Sin embargo, el banquero central holandés advirtió de que en las presiones inflacionistas subyacentes no se habían observado señales de disminución.

"La inflación subyacente aún no ha dado un giro en la zona del euro y eso significa que la evolución del mercado que he visto en, digamos, las últimas dos semanas más o menos no es del todo bienvenida desde mi perspectiva. No creo que sean compatibles en realidad con un retorno oportuno de la inflación hacia el 2%", dijo Knot.

El Consejo de Gobierno del BCE tiene previsto reunirse el próximo 2 de febrero en Fráncfort para discutir la política monetaria de la zona euro, cuando se prevé que decida una subida de medio punto porcentual de los tipos, que eleve al 3% la tasa de referencia para las operaciones de refinanciación y al 2,50% la de depósito.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud