Economía

CEOE Castilla y León urge un Plan de Acción Empresarial para sostener la marcha de la economía y el empleo

  • UGT culpa de la subida del paro al "desmantelamiento" de las políticas activas de empleo de Veganzones
Santiago Aparicio, presidente de CEOE Castilla y León
Valladolid

La CEOE en Castilla y León ha urgido la puesta en marcha de un Plan de Acción Empresarial para sostener la marcha de la economía y del empleo en la Comunidad, petición realizada tras conocer el aumento del paro en noviembre que consolida la negativa evolución del empleo iniciada el pasado verano.

De ahí, en su opinión, la necesidad de poner en marcha un plan de acción dirigido a las empresas de la Comunidad para sostener la marcha de la economía y el empleo, "plan que requiere el diálogo y la participación de todos los sectores empresariales representados por la Confederación, para así reactivar la economía y potenciar la inversión empresarial".

Así, pese a que a nivel interanual continua la evolución positiva del paro, aunque cada vez más reducida (-4,76% respecto a noviembre de 2021), CEOE CyL lamenta que a nivel intermensual vuelven a ser datos muy negativos con un aumento del desempleo, por cuarto mes consecutivo, que alcanza las 1.554 personas en relación al mes de octubre, un 1,28%,situando la cifra de desempleados en la Comunidad en 122.936 personas, frente al descenso nacional.

En cuanto a la afiliación a la Seguridad Social, la misma disminuyó en 5.489 personas, un 0,58% respecto al pasado mes, situándose en 942.338 personas. A la vista de estas cifras, CEOE Castilla y León constata que la economía de Castilla y León se encuentra en una "situación preocupante y unas cifras del paro que muestran un claro deterioro".

Las "inasumibles condiciones de financiación", la escalada de la inflación, al situarse en un 8,1% sobre el dato de hace un año, la caída de las exportaciones en un 3,2% hasta el pasado mes de septiembre, el incremento de los precios industriales en un 16% y las consecuencias de la crisis energética, conducen, tal y como sostiene, hacia un "proceso de desaceleración de la economía que requiere de acciones urgentes, así como a redoblar los esfuerzos en términos de flexibilidad, contención de la inflación y de las cargas impositivas y moderación de los costes laborales".

Igualmente, la patronal castellanoleonesa ve necesario un marco de estabilidad regulatoria que genere confianza a los inversores y priorice el mantenimiento y la creación de empleo.

Mientras, el sindicato UGT ha culpado directamente del incremento del paro en Castilla y León al bicefálico Gobierno del PP y Vox y, fundamentalmente, al "desmantelamiento" de las políticas activas de empleo puesto en marcha por el consejero del ramo, Mariano Veganzones.

Así lo ha denunciado públicamente el secretario regional de Acción Sindical y Diálogo Social de UGT, Raúl Santa Eufemia, tras comprobar que el número de desempleados en la Comunidad, con datos del pasado mes de noviembre, supera una vez más la frontera de los 120.000 y la contratación desciende en todas las provincias de Castilla y León, a excepción de Valladolid.

Para Santa Eufemia, a esta situación ha contribuido la "incertidumbre" marcada por el Gobierno de la Junta que ha frenado, a su juicio, la evolución positiva que había marcado la reforma laboral puesta en marcha por la Administración central, las organizaciones sindicales y la patronal.

"Ello es por culpa de las políticas activas de empleo totalmente desmanteladas por el departamento de Mariano Veganzones y por la inacción e invisibilidad del Ecyl. Por tanto, no nos queda otra que realizar una queja formal y absoluta ante el gobierno de coalición PP-Vox", ha reiterado el representante de UGT, en declaraciones recogidas por Europa Press.

Una "isla" en España

Para Santa Eufemia, Castilla y León queda como una "isla" dentro de España en la que vuelve a aparecer la "sombra, el desarraigo y la no atención de la Consejería de Empleo e Industria por la estabilidad laboral y la creación de empleo", panorama nada halagüeño al que está también contribuyendo, como así sostiene, "el insulto y la degradación personal que se están produciendo en los plenos en las Cortes" y unos presupuestos "nefastos" que están haciendo que los empresarios desistan de venir a la Comunidad al ver cómo están "huyendo de ella los proyectos y las inversiones".

En el capítulo de responsabilidades, además del propio consejero, Santa Eufemia ha incluido al propio presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, a quien ha reprochado vivir "totalmente de espaldas a la realidad y dejando pasar la oportunidad de coger el timón de la Comunidad", de ahí que haya hecho un llamamiento a la ciudadanía para que mantenga una actitud reivindicativa ante la "nefasta política de la coalición".

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
arrow-comments