Economía

Las huelgas paralizan la sanidad británica: 100.000 enfermeros y 10.000 conductores de ambulancia se suman

  • Denuncian que el Gobierno les ofrece una bajada de ingresos del 6%
Una manifestación en Escocia pide que "no se derritan los sueldos". Foto: Reuters

En medio de la creciente crisis económica que sacude al Reino Unido, la sanidad ha convocado un mes de huelgas que amenazan con paralizar la atención médica en el país. Esta semana, varios de los principales sindicatos de enfermería y ambulancias han anunciado paros que afectarán a un total de un tercio de los enfermeros de Inglaterra y más de la mitad de los conductores de transporte de enfermos, y amenazan con ir a más si el ministro de Sanidad, Steve Barclay, no negocia subidas de sueldo.

Las votaciones sindicales se han producido entre ayer martes y este miércoles. La mayoría de los trabajadores de los sectores aprobó ir a la huelga durante el mes de diciembre, en protesta por una oferta de alza salarial del 4%, lo que supone una pérdida de ingresos reales del 6% una vez descontada la inflación, que está por encima del 10%. "Es un recorte salarial masivo", denunció el sindicato GMB. Los trabajadores sanitarios "se han enfrentado en primera línea a una pandemia global y su recompensa es la mayor pérdida de poder adquisitivo en una generación".

Por su parte, el Real Colegio de Enfermería acusa al Gobierno de negarse a negociar un acuerdo salarial con ellos. Barclay considera que "las peticiones de una subida del 19,2%, que costaría 10.000 millones al año, son inasumibles", y ha impuesto una subida del 4%.

Sin embargo, el problema no se limita exclusivamente a los ingresos. Los enfermeros "no pueden brindar la atención que los pacientes se merecen" por los recortes en las plantillas, "y eso les está causando angustia moral", según dijo la profesora de Medicina Alison Leary, de la Universidad de Londres South Bank, en declaraciones a The Guardian.

Diciembre caliente

La crisis que vive el país, agravada por los 'mini presupuestos' que destruyeron al breve Gobierno de Liz Truss y obligaron a su sucesor, Rishi Sunak, a sacar las tijeras en unas nuevas Cuentas de emergencia este mes, ha provocado una oleada de protestas para diciembre. Los trabajadores ferroviarios anunciaron huelgas entre el 13 y el 17 de diciembre, y la cancelación de todas las horas extras desde el día 18. El servicio de correos, Royal Mail, hará paros durante siete días, incluida Nochebuena, en plena temporada de paquetes navideños.

También pararán dos compañías privadas de autobuses y los trabajadores del Metro de Londres. Además, se sumarán varias universidades, que ya han realizado diversas huelgas en noviembre.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
arrow-comments