Economía

Francia se prepara para obligar a las empresas a repartir dividendo también entre los empleados

  • El diálogo social ya está en marcha y esperan aplicarla en cinco años
  • Las 40 grandes empresas francesas desembolsaron 57.500 millones en 2021
  • Renault ya facilita el acceso a las acciones a empleados de 29 países
Emmanuel Macron. Foto: Reuters

"Las empresas que repartan dividendo entre los accionistas deberán distribuirlo también entre los empleados". Es la base de la medida que el Gobierno francés quiere aprobar en el próximo quinquenio y que desde el 8 de noviembre está en la mesa de negociación con el diálogo social.

Con la inflación mermando el poder adquisitivo de los trabajadores y las peticiones de aumentos salariales acumulándose, el Gobierno francés busca ampliar los beneficios de los empleados del país con esta norma que sería vinculante.

Se trata de una promesa electoral de Emmanuel Macron que ya va con retraso -la querían aprobar en verano- pero y que esperan aprobar en los próximos cincos años. "Cuando hay un aumento de dividendos para los accionistas, debe haber un mecanismo idéntico para los empleados", dijo a finales de octubre en declaraciones a France 2. En datos de la ONG Observatoire des Multinationales, las 40 principales empresas francesas pagaron en 2021 el récord de 57.500 millones en dividendos a sus accionistas. 

Los trabajadores franceses ya están amparados por otros mecanismos, como el reparto de beneficios, condicionado a los resultados de la empresa, la participación, obligatoria en empresas de más de 50 empleados, y los pagos excepcionales, a los que en un primer momento se les llamó 'bono Macron' pero que fue rebautizado como el 'bono de reparto de valor', exento de impuestos hasta 6.000 euros al año.

La nueva medida aún está por definir. Ante la preocupación mostrada por algunos empleadores -incluidas las empresas públicas-, el Ministro de Economía, Bruno Le Maire, reconoció en una entrevista con Le Parisien que no afectaría igual a las PYME que a las empresas con miles de empleados.

Antes del 31 de enero el Ejecutivo espera que haber zanjado las negociaciones. De momento, no cuenta con el apoyo de empresarios (prefieren revisar los modelos existentes y, en su caso, mejorarlos) ni de los sindicatos (rechazan reemplazar salarios por bonos y piden indexar los sueldos a la inflación). Aún así, el Gobierno confía en que la medida salga adelante con apoyos. De hecho, está preparando una convención con expertos, empleados y la oposición a principios de año para conseguir el máximo consenso posible para el dividendo de los empleados.

Renault abre el acceso a las acciones a más empleados

En este contexto, Renault ha anunciado el lanzamiento de un plan que pretende triplicar el número de trabajadores de la empresa que son accionistas de la compañía con el objetivo de alcanzar una base del 10% del capital social para 2030 y fortaleciendo así el compromiso de la plantilla del grupo con la nueva dirección estratégica.

El fabricante francés de automóviles ofrece gratuitamente seis acciones a cada uno de sus más de 110.000 empleados elegibles en 29 países, además de brindar la oportunidad de comprar acciones con un 30% de descuento en 21 países. El precio de referencia de la acción de Renault en el marco de la operación se fija en 31,46 euros, lo que corresponde a un precio de 22,02 euros después del descuento, y e periodo de suscripción será del 24 de noviembre al 12 de diciembre de 2022 incluido.

No todos los empleados podrán acceder: deben haber completado al menos 3 meses de servicio continuo o discontinuo entre el 1 de enero de 2021 y el 12 de diciembre de 2022 y su contrato de trabajo deberá estar vigente a 12 de diciembre de 2022.

comentariosicon-menu8WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
arrow-comments

Comentarios 8

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Nicaso
A Favor
En Contra

Supongo que en su justa medida se le pedirán a los trabajadores que compartan sus emolumentos con los accionistas. De no ser así no deja de ser una estupidez que acabaría con los inversores y que haría cierto el dicho de que la tierra es para los que la trabajan. En este caso sería la empresa claro.

Puntuación 39
#1
ramon
A Favor
En Contra

La empresa se mantiene por los accionistas les quitan ese privilegio pues adios m muy buenas, y se hunda la empresa simple y sencillo

Puntuación 35
#2
Luis
A Favor
En Contra

Francia es un estado comunista desde la Revolución. Por eso nadie quiere invertir allí y sus ciudadanos se van a otros países.

Puntuación 16
#3
Jose
A Favor
En Contra

Una participación a los empleados es una buena idea. Ya lo tenía España hace 50 años. Lo que no tenía era a los mamones sindicalistas. Y un dividendo a los empleados puede ser apropiado, siempre y cuando no tengas que mantener además a los mamones.

Puntuación 8
#4
Usuario validado en elEconomista.es
aviamquepasa
A Favor
En Contra

Asi cuando la empresa tenga perdidas, tambien los trabajadores aportaran?

Puntuación 33
#5
rafa
A Favor
En Contra

¿y si hay pérdidas también serán participes?

Puntuación 21
#6
Liberal
A Favor
En Contra

Francia es el gran problema de Europa, el elefante en medio de la habitación al que nadie quiere ver...

Europa o cambia o será insignificante.

Puntuación 18
#7
ULT que me aptc
A Favor
En Contra

Hace muchos años en las empresas habían 3 pagas. Julio, Navidad y BENEFICIOS. Y los accionistas tenían los dividendos como siempre ha sido.

Era un estímulo para que los empleados se esforzaran más.

Puntuación 3
#8