Economía

La inflación agota el presupuesto de los hogares

. Dreamstime
Madrid

La inflación se ha convertido en uno de los principales problemas de la mayoría de economías de Europa. Para explicar su comportamiento es determinante observar la evolución que ha seguido el precio de la energía, que se ha mantenido elevado en el tiempo, muy especialmente tras la ocupación rusa de Ucrania. Pero, lo que empezó siendo un fuerte incremento localizado en el precio de los productos energéticos ha acabado por convertirse en una subida generalizada del precio del resto de los bienes y servicios de la cesta de la compra. Desde la Unión General de Trabajadores (UGT), consideran que "las empresas favorecieron esta dinámica, al trasladar el aumento de los costes energéticos al precio final de venta de sus productos para mantener o, incluso, agrandar sus márgenes de beneficio".

Ahora, el INE ha avanzado una reducción notable de la tasa anual general del IPC al 7,3% para octubre debido a la moderación de los precios energéticos en nuestro país. Una actuación que, "aunque podría haber ido más lejos, ha conseguido moderar nuestra inflación por debajo de la media de la Eurozona (que se estima que será de un 10,7% para octubre) y de la mayoría de sus miembros", dice UGT.

No obstante, esta relajación del precio de los productos energéticos apenas se ha trasladado aún al resto de productos: la tasa subyacente adelantada para octubre se sigue manteniendo en el 6,2%, a la vez que se observa una muy preocupante tendencia alcista de muchos bienes y servicios básicos, como los alimentos, los suministros de la vivienda o el combustible para el transporte, cuya tasa de variación anual en septiembre superaba ampliamente la del índice general.

En base a esto, desde UGT han confeccionado una cesta de la compra con 25 productos y servicios del IPC considerados de primera necesidad. Entre ellos se incluyen, además de alimentos y productos necesarios para el mantenimiento de la vivienda o los combustibles para el transporte, otros servicios básicos relacionados con la salud y la protección social (residencias, dentista, cuidado a domicilio) o de carácter ineludible, como el pago de comisiones bancarias.

Analizando la inflación ponderada de esta cesta de la compra se observa que en el último año la variación de precios de estos 25 productos y servicios básicos se ha elevado un 17,1%, casi el doble que la tasa general. "Teniendo en cuenta la estructura de gastos de un hogar que cobra 1.000 euros mensuales -esto es, el SMI- y suponiendo que gasta todo su sueldo a final de mes, se obtiene que, si antes destinaba 264 euros solo al pago de esta cesta, ahora dedicará 308,8 euros. Un sobrecoste de 45,3 euros más al mes por el mismo conjunto de productos de primera necesidad que, calculado en 12 meses, asciende a más de 540 euros al año, una cuantía muy elevada para muchísimos hogares en nuestro país que cobran salarios mínimos", explican desde UGT.

Si se realizan los cálculos para el salario más frecuente (18.480,2 euros al año en 2020, último dato disponible; 1.320 euros mensuales en 14 pagas) y el salario medio (25.165,5 euros; 1.797,5 al mes en 14 pagas), se obtiene que el incremento del gasto que se dedica a la misma cesta de la compra es de 60 y 81,4 euros más al mes (720 y 976,8 euros en 12 meses), respectivamente. Esta situación está agravando las dificultades que ya presentan muchas familias para llegar a final de mes: la última Encuesta de Condiciones de Vida ya apuntaba para 2020 que hasta un tercio de la población no tiene capacidad para afrontar gastos imprevistos.

"En definitiva, una salida justa de la actual situación pasa por repartir sus costes de manera equitativa, algo que ahora no está sucediendo. Es preciso proteger la capacidad adquisitiva de las personas trabajadoras añadiendo elementos de protección social para las familias más vulnerables, pero también incrementando más los salarios de convenio y el SMI. En este sentido, la patronal debe estar a la altura de los acontecimientos y sentarse a negociar un nuevo AENC que asegure una evolución adecuada de todas las rentas e impida que las personas trabajadoras vuelvan a ser los principales perjudicados de una crisis que no han originado", concluyen.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
arrow-comments