Economía

Nueve de cada diez empresas temen una próxima recesión o debilitamiento económico en España

  • Las empresas ven mejor su negocio que el conjunto de la economía
  • Creen que las cosas mejorarán el año próximo
  • El principal problema es el aumento del coste de la energía
Cola en la oficina del paro.

Nueve de cada diez empresas (86,7%) consideran muy o bastante importante el riesgo de la recesión económica, frente al 4,2% que muestran poca o ninguna preocupación por que la economía española pueda entrar en recesión en los próximos trimestres. Así se concluye del Estudio sobre Clima Empresarial en España elaborado por Sigmados para la Cámara de Comercio de España.

Con algo más de dos millares de empresas encuestadas, el estudio analiza una doble vertiente: por un lado, la previsión que las empresas tienen de la evolución de su propio negocio y, por otro, la percepción de cómo va a evolucionar la economía el próximo año.

Miguel de la Fuente, director de Investigación y Análisis de Sigmados, apunta que, como es normal en este tipo de encuestas económicas, las empresas tienden a considerar que la economía en su conjunto irá peor que la situación de su empresa.

Respecto al temor del 86,7% a una posible recesión, De la Fuente comenta a este diario que no se refieren tanto a una recesión técnica (dos trimestres seguidos con decrecimiento económico), sino más bien a una desaceleración de la economía.

En, cualquier caso, la contestación pone de manifiesto un clima empresarial negativo respecto al futuro de los próximos meses. Y, esta percepción negativa de la economía, se traslada a una cautela en la toma de decisiones empresariales.

Preocupación en la Cámara

Algo que preocupa especialmente en la Cámara de Comercio de España. Su presidente, José Luis Bonet, remarcó ayer durante la presentación del estudio que según los cálculos que maneja el Gabinete de estudios de la institución cameral, la economía española no entrará en recesión, aunque es patente que se producirá una desaceleración.

Y el papel de la Cámara, según explicó Bonet, debe centrarse en evitar que la preocupación que se constata en el Estudio del Clima empresarial "se quede en una desaceleración y no lleve a la recesión"; porque el ánimo de los empresarios es fundamental para impulsar la economía y alejar el riesgo de una recesión.

Una debilidad que, en opinión del presidente de las cámaras, afectará de forma asimétrica a los sectores. Por ejemplo, saldrán reforzados la industria de defensa, de salud y la agroalimentaria y perjudicados el automóvil, en plena transición al coche eléctrico, o el comercio con una profunda reestructuración por la digitalización.

Percepción de sus negocios

Preguntados por la evolución de su negocio en el presente año, el 4,6% de las empresas encuestadas por Sigmados la califican de "muy optimista" y el 35,4% de "bastante optimista". En positivo, pues, está el 40% del tejido empresarial español. En rojo, el 48,5% tilda su situación como "poco optimista" y el 10,4% "nada optimista".

Entre las dificultades que afrontan, el 80,8% señala el encarecimiento de la energía y materias primas; el 42,6% la escasez de materias primas o abastecimiento; 34,3% el aumento de costes laborales; elevada presión fiscal al 31% del empresariado; al 24,8% escasez de mano de obra; al 20,1% la escasez de demanda; los problemas financieros o de liquidez a un 12,7%; la morosidad a un 12,6% y otros a un 8,4%.

Sin embargo, los empresarios son más optimistas para el próximo ejercicio que para el presente 2022.

Descartan la recesión

Las cálculos del Gabinete de Estudios de la Cámara de Comercio descartan que se produzcan dos trimestres consecutivos con el PIB en negativo, lo que les lleva a desechar que la economía española entre en recesión. Al menos con los datos que manejan actualmente.

No obstante, el director de estudios de la institución, Raúl Mínguez, considera que en términos intertrimestrales es probable que se produzca la caída en el primer trimestre del año próximo. Así, confían en que el año termine con un crecimiento del 4,1% y un 2,2% en próximo.

Fondos Next Generation

Sigmados ha preguntado un año más, a petición de la Cámara de Comercio de España, la situación de las empresas respecto a los fondos Next Generation. Entre mayo y finales de julio, cuando se realizaron las encuestas, el 24,2% del tejido empresarial entre 6 o más empleados había solicitado los fondos Next Generation de la UE o tenía en mente hacerlo.

En concreto, el 14,2% declaraba que ya los ha solicitado y el 10% que no los ha pedido pero que piensa hacerlo. El 56,7% dijo a Sigmados que ni los han solicitado ni los piensan solicitar. Queda, pues, un 19,1% que no sabe/no contesta. De mantenerse estas proporciones, como máximo podrían acogerse a los fondos el 43,3% de las empresas entre 6 y 10 trabajadores.

En la encuesta de este año, el 54,1% de las empresas declara que conoce los fondos Next Generation, lo que supone un incremento de 13 puntos porcentuales respecto a un año atrás. Una proporción que es mayor según aumenta el tamaño de la empresa.

Así, el 65% de las empresas de más de 250 empleados conoce los fondos Next Generation, un 63,6% en el segmento de 51 a 250 de plantillas, el 55,2% de 11 a 50 y el 51% para las empresas entre 6 y 10 trabajadores en nómina.

Saber solicitarlos

Pero una cosa es saber qué son los fondos Next Generation y otro cómo acceder a ellos, que se reduce al 38,4% de los encuestados. Un porcentaje que, igualmente, desciende según menor es la empresa.

En el caso de las compañías con plantillas superiores a las 250 personas, el 54,1% declara que sabe acceder a los fondos; entre 51 a 250 se reduce al 42%; en empresas de 11 a 50 el 39,5% y de 6 a 10 empleados solo el 36,1%.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud