Economía

Plan de pensiones frente a fondo de pensiones: estas son sus diferencias

Imagen de iStock

Mantener el dinero en circulación es una de las formas que tenemos para evitar que este, con el paso de los años, pierda su valor. Así, existen diversos productos financieros mediante los cuales podemos invertir dinero con el objetivo de ganar rentabilidad y ahorrar para el momento en el que nos haga falta.

En este sentido, hay dos figuras que destacan entre el resto: los planes de pensiones y los fondos de pensiones. Aunque son parecidos, poseen distintas finalidades y están sujetos a diferentes reglas líquidas y fiscales. Ambos son dos de los vehículos más empleados en España para ahorrar dinero, pero, ¿cuál conviene más?

Planes de pensiones

Por un lado, los planes de pensiones son contratos privados de carácter voluntario mediante los cuales se fija una aportación periódica para, después, recibirla con intereses. Generalmente, esta herramienta es la escogida por quienes simplemente desean complementar su pensión de jubilación con una renta adicional, sin asumir demasiados riesgos financieros.

La principal característica del plan de pensiones es que solamente se puede disponer del dinero aportado en momentos muy concretos. Por lo general, suele ser en el momento de la jubilación, aunque también se prevén otras circunstancias bajo las cuales se puede rescatar la inversión, como una invalidez, el fallecimiento, un elevado grado de dependencia, una situación de desempleo de larga duración, una enfermedad grave, un desahucio, o un ERTE, entre otras.

Otra de las peculiaridades de los planes de pensiones es que computan como rentas del trabajo, y el dinero ahorrado es desgravable en la declaración de la renta. Es decir, si la base imponible de una renta es de 30.000 euros y se aportan 1.500 al plan de pensión (que suele ser el límite máximo anual), la base se queda en 28.500 euros.

Cabe señalar, además, que los planes de pensiones deben estar adscritos a fondos de pensiones. Es decir, el dinero aportado a los planes de pensiones se destina, a su vez, a alimentar los fondos de pensiones, los cuales invertirán en distintos productos como acciones, letras o bonos. Es, por tanto, el fondo quien se encarga de sacar el máximo beneficio posible de las inversiones realizadas a los planes de pensiones.

Fondos de pensiones

Mientras que los planes de pensiones están concebidos para complementar la jubilación, los fondos de pensiones encajan mejor para cualquier otro asunto que demande un ahorro adicional, como puede ser, por ejemplo, la ejecución de una hipoteca, la compra de un vehículo o el pago de un título universitario, por ejemplo.

Esto se debe a que, a diferencia de los primeros, el dinero invertido en el fondo de pensiones se puede retirar en cualquier momento, independientemente de que haya tenido rendimiento o no.

Los fondos de pensiones carecen de un tope de dinero para invertir, pero no cuentan con ventajas fiscales, ya que computan como rentas de ahorro. Además, mientras que los planes de pensión son instrumentos de ahorro de bajo riesgo, los fondos de inversión tienen más dinamismo y, por lo tanto, más riesgo, ya que su ámbito inversor abarca distintos mercados internacionales.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud