Economía

Ray Dalio se arruinó y eso le llevó a la gloria: "Es una de las mejores cosas que me han pasado"

  • Una predicción errónea estuvo a punto de hundir el fondo Bridgewater
  • Se vio obligado a pedirle dinero prestado a su padre
El multimillonario Ray Dalio. Foto: Alamy

Quizás la clave para amasar una gran fortuna sea arruinarse primero. Es exactamente lo que hizo el multimillonario Ray Dalio. Antes de construir el mayor fondo de cobertura del mundo, Dalio perdió inversores, clientes y mucho dinero por culpa de una predicción errónea. Según él, es una de las mejores cosas que le han pasado.

En la década de 1980, Dalio estuvo a punto de hundir el fondo de cobertura Bridgewater Associates. Al borde de la bancarrota, el futuro multimillonario se vio obligado a pedirle a su padre que le prestara 4.000 dólares para mantener a su familia. Esta situación tan dolorosa, según el propio Dalio en el podcast Armchair Expert del actor Dax Shepard, es lo que cambió su forma de pensar.

La proximidad de la ruina le enseñó a aceptar y aprender sus errores, así como a asumir la responsabilidad de sus acciones. A partir de ese momento, dejó de pensar que tenía razón y empezó a preguntarse "¿cómo sé que tengo razón?". Este tipo de experiencias, aunque dolorosas, son rompecabezas que encierran una oportunidad para hacer las cosas mejor en el futuro.

Dalio también se dio cuenta de que la mejor manera de calcular los riesgos era contar con un equipo de personas que pensarán de forma diferente a la suya. Estar rodeado de gente que no está siempre de acuerdo con él le enseñó a tener la mente abierta al poner a prueba su pensamiento y darle la oportunidad de comparar otros puntos de vista. Una teoría respaldada por diversas investigaciones, que sostienen que una "diversidad de pensamiento" puede convertirse en una ventaja competitiva significativa para muchas empresas, según publica Make It de CNBC.

Tras ese encuentro con el fracaso, la gestión de Dalio dio cambio por completo y ahora es una de las personas más ricas del mundo. Aprendiendo de sus errores, el fundador de Bridgewater ha conseguido amasar un patrimonio neto de 22.000 millones de dólares, según Forbes.

Conocerse a uno mismo

Saber identificar las debilidades y fortalezas de cada uno es esencial para alcanzar el éxito ya que, de lo contrario, no será posible evitarlas.

Una vez se toma consciencia de los puntos débiles y fuertes, la clave es compartirlos con la gente con la que trabajas. De esta manera, los miembros de un equipo podrán cubrir las debilidades de alguno con las habilidades de otro, haciendo que el trabajo salga adelante de forma más eficiente.

Según Dalio en un tweet de 2019, "dos personas que colaboran bien serán aproximadamente tres veces más eficaces que cada una de ellas operando de forma independiente".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud