Economía

La siniestralidad de un fijo discontinuo es casi el doble que la del indefinido

  • Aumentan los accidentes de trabajo en 2021, pero no llega al nivel precovid
Dreamstime

Los accidentes de trabajo (AATT) con baja en jornada sufridos por personas con contrato fijo discontinuo presentaron el año pasado una incidencia de casi el doble que los producidos en trabajadores con contrato indefinido a tiempo completo, según el informe elaborado por Comisiones Obreras (CCOO).

Dentro del grupo de los trabajadores indefinidos, estos pueden ser a tiempo completo, a tiempo parcial o fijo discontinuo; cuya particularidad es que el trabajo se desarrolla de forma intermitente en el tiempo. De esta forma, el índice de incidencia (basado en el número de accidentes por cada 100.000 trabajadores con este tipo de contrato) de un fijo discontinuo es de 4.695,8 frente a los 2.767 de un indefinido a tiempo completo, lo que supone una mayor incidencia en la siniestralidad de en torno al 72%.

Asimismo, el contrato fijo discontinuo supera ligeramente la siniestralidad del conjunto de los contratos temporales (4.694,9), determinados por la precariedad.

Igual que los temporales

Los contratos temporales en su conjunto muestran un índice de incidencia de AATT en jornada un 75% superior al de los contratos indefinidos. "En anteriores informes de siniestralidad pudimos comprobar cómo a medida que avanzaba la contratación temporal en algunos sectores que aún no la habían incorporado de manera generalizada, caso de la industria, los índices de siniestralidad aumentaban en paralelo", señalan en el informe.

Tomando como referencia el tipo de jornada, la parcial, a pesar de la precariedad, tiene un efecto diferente ya que presenta índices inferiores a los contratos a tiempo completo, ya sea indefinidos o temporales. La explicación se debe a que "en los trabajos a tiempo parcial las jornadas se reducen y también se reduce el tiempo de exposición al riesgo de sufrir un accidente", apuntan.

Por otro lado, según datos facilitados por CCOO Salud a elEconomista, se observa que el mayor índice de accidentes de trabajo que han resultado mortales en jornada pertenecen a empleados temporales (4,5 por cada 100.000) y en concreto con tiempo completo (6,2). En lo que respecta a los accidentes in itinere –los que sufre el trabajador al ir o al volver del lugar de trabajo– la incidencia del fijo discontinuo es de 649 frente a 414 de los indefinidos a tiempo completo.

Además del tipo de contrato, otro de los factores que afecta significativamente a la siniestralidad es la situación profesional. La incidencia de AATT con baja en jornada siempre ha sido superior en personas asalariadas que en autónomas. "Esta diferencia ha aumentado con el paso del tiempo. En 2012 la incidencia del personal asalariado era un 50% superior, mientras que en 2021 llega a triplicar la de las personas autónomas", señalan en el informe.

Sectores más afectados

Por sectores, medido en términos absolutos, servicios es el que acumula un mayor número de accidente en España, independientemente de su gravedad y de si se produce en jornada o in itinere, debido a que supone las tres cuartas parte de la población ocupada. Sin embargo, en términos relativos (respecto a la población ocupada del sector) la siniestralidad en jornada en España en 2021, registra en la construcción el índice más elevado, triplicando los niveles de los servicios, único sector que mantiene una siniestralidad inferior al conjunto de la estructura productiva.

Con todo, el pasado año se incrementó, a nivel general, tanto el número de AATT con baja en jornada como la siniestralidad relativa respecto de 2020. Una situación prevista ya que en 2020 se desplomó el número de accidentes por el Covid-19. Sin embargo, es el segundo año con el menor índice, no habiendo recuperado el nivel de siniestralidad previo a la pandemia.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin