Economía

El turismo pierde 164.000 millones y su reactivación se retrasa hasta 2023

  • Solo recupera en 2021 la mitad del peso perdido en el PIB, que se situará en el 7,4%
Dreamstime

El turismo, principal motor de la economía española, ha sufrido tras la crisis del coronavirus la mayor contracción de su historia. Entre 2020 y 2021, el sector perdió 164.391 millones de euros. Frente a 2019, cuando la actividad turística generó 154.738 millones de euros, el turusmo perdió hasta el 75% de sus ingresos. En 2020 solo aportó 52.539 millones, y en 2021 en 88.546 millones. El sector tampoco logrará recuperar el nivel prepandémico este año. Para 2022, Exceltur estima que la actividad generará 135.461 millones de euros, lo que supondrá otras pérdidas de 19.277 millones de euros respecto al año 2019.

La aportación del sector al Producto Interior Bruto (PIB) ha experimentado un desplome de hasta el 57,7% durante el año 2020, el peor de la serie histórica. Las restricciones han provocado que el peso del turismo en la economía española cayera ese año al 5,5% del PIB, una cifra nunca vista frente a la aportación de alrededor el 12,4% que suponía antes de la pandemia. Durante el año pasado, apenas ha recuperado la mitad de lo perdido, situándose su aportación al PIB en el 7,4%, según estiman los expertos de Exceltur.

Sin embargo, el impacto de ómicron hará que tampoco recupere el nivel prepandémico este año, retrasando su recuperación al año 2023. Según las estimaciones de Exceltur, este año aportará al PIB el 10,5%, aún dos puntos por debajo de 2019, último ejercicio antes de la crisis.

Tardía recuperación

Tras un tardío inicio del verano a finales de julio del pasado año 2021 para los mercados internacionales, la actividad turística cerró el tercer trimestre del pasado ejercicio con una recuperación progresiva de la caída de 2020, en un contexto de desempeños desiguales y aún lejos de la normalidad, hasta alcanzar un 27% respecto al PIB turístico de 2019. De esta forma, recuperó durante el ejercicio pasado la mitad de lo perdido.

Sin embargo, según estiman los expertos de Exceltur, el cierre del año estará marcado por la poca visibilidad a corto plazo, por un mercado internacional de más débil y lenta reactivación, con protagonismo de los mercados europeos de proximidad. Ello junto con un gasto turístico de los españoles, que, tras el impulso del verano de 2021, pierde dinamismo en septiembre, por lo que el PIB turístico del año 2021 se situaría en 87.000 millones de euros, un 43,9% por debajo con respecto a su valor prepandémico en 2019.

Los empresarios esperan una caída del 33,2% de sus ventas respecto a 2019 por ómicron

Para este año, Exceltur espera que consolide la recuperación turística en un año que irá de menos a más, por el complejo primer trimestre derivado del impacto ómicron. Los empresarios esperan una caída del 33,2% de sus ventas con respecto al primer trimestre de 2019.

El sector espera que la recuperación aumente la tracción en la segunda mitad del año. El PIB turístico español en el conjunto de 2022 alcanzaría los 135.461 millones de euros este año, lo que supone el 87,5% de los niveles de actividad prepandemia y recuperar 47.000 millones respecto al valor alcanzado en 2021.

De cumplirse este escenario supondría recuperar una contribución del sector turístico a la economía española del 10,5%, desde el 5,5% del año 2020 publicado por el INE y el 7,4% estimado por Exceltur para 2021. En este escenario la demanda española alcanzará casi los valores de 2019 en sus viajes por España y la extranjera cerraría un 18,9% por debajo de los valores prepandemia, lastrada por la falta de recuperación de la demanda de larga distancia, principalmente asiática. Los empresarios apuestan mayoritariamente por la recuperación total de los niveles de ventas prepandemia en 2023, ante el impacto de la salida de la triple crisis sanitaria por ómicron, energética y de suministros con la que ha acabado 2021, según una encuesta de Exceltur.

Fondos europeos

El sector turístico, ante la recuperación en 2022, estará marcado por un inicio complejo por ómicron y el reto de aprovechar mejor los Fondos Next Generation para impulsar proyectos de mayor transformación competitiva

La prioridad en el primer semestre del año debiera volcarse doblemente, primero, en garantizar la supervivencia del mayor número de empresas turísticas viables y, segundo, en poner en marcha acciones que permitan avanzar en resolver los retos estructurales y aprovechar mejor la recuperación, donde ha de jugar un papel trascendental una mejor enfocada asignación y gestión de los Fondos Next Generation EU, cuyas primeras convocatorias de 2021 han generado una honda preocupación en el seno del empresariado turístico español.

comentarios2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Disfrutad de lo votado
A Favor
En Contra

Eso suele pasar cuando votáis a un descerebrado y saqueador como presidente del Gobierno.

Todos los países de Europa están bajando impuestos y este ladrón los está subiendo para regalárselo a la empresa de su padre.

Puntuación 3
#1
Trabajador normal
A Favor
En Contra

Me alegro. España debe ser la Alemania del sur de europa; mejor aun, tiene que ser la nueva alemania.

Puntuación 1
#2