Economía

Puede que estas Navidades no te puedan regalar ropa de Adidas y Nike por culpa de la variante delta

  • Las plantas están paralizando su producción
  • Nike podría dejar de fabricar 160 millones de pares de zapatos
Foto: Dreamstime

La variante delta del Covid-19 está afectando gravemente al sudeste asiático, donde se sitúan las fábricas de algunas de las marcas textiles más importantes del mundo. La situación se está volviendo insostenible y algunas de estas plantas se están viendo obligadas a cerrar sus puertas temporalmente, paralizando por completo la producción.

En concreto, varias empresas de Vietnam, que producen para gigantes multinacionales como Nike o Adidas, han anunciado que suspenden la actividad debido a las restricciones impuestas por el Gobierno para detener el virus.

Así, Nike cayó un 2,5% en bolsa este lunes. El valor de las acciones de Yeti, por su parte, también se redujo en un 1,46% y las de Adidas se desvalorizaron un 1,07%. 

"Creemos que el riesgo de cancelaciones a partir de estas vacaciones y hasta la próxima primavera ha aumentado significativamente para Nike, ya que ahora se enfrenta a dos meses en los que la producción vietnamita prácticamente se paralizará por completo. Una localización que representó el 43% de la producción total de la compañía durante el ano pasado", han dicho los analistas de BTIG, la firma global de servicios financieros.

Según las estimaciones de los analistas, Nike podría dejar de producir un total de 80 millones de pares de zapatos durante estos dos meses de paralización.

Los minoristas también se han visto afectados por la falta de producción. Las acciones de Foot Locker cayeron un 3,3% y las de Dick's Sporting Goods un 1,3% este lunes.

La única compañía que no se ha visto tan afectada por la paralización ha sido Steve Madden. La firma, en una acción casi profética, cambió el 50% de su producción a México y Brasil a principios de este año, por lo que los daños han sido mucho menos graves.

Esta situación no solo se está dando en el sector textil vietnamita. Varios países vecinos se están encontrando en este mismo problema a medida que los contagios y las muertes por coronavirus registran cifras récord. En Tailandia, por ejemplo, la fábrica de Toyota Motor también está sufriendo estas suspensiones de la actividad.

La campaña de Navidad se va a ver fuertemente afectada

Con las cifras Covid del sudeste en una tendencia alcista, los expertos no pueden evitar ser pesimistas. "La situación va a empeorar antes de empezar a mejorar", lo que conllevará más cierres de fábricas e interrupciones de la producción, explica Deborah Elms, directora ejecutiva del Asian Trade Center, a Bloomberg. "Con el proceso de vacunación tan dolorosamente lento, supongo que habrá más cierres en las fábricas, y el efecto dominó se sentirá en otros lugares ", añade la experta.

Precisamente, esta parálisis productiva se produce cuando las marcas empiezan a preparar la campaña de compras navideñas en EEUU y Europa. Es decir, es muy probable que la línea de invierno de estas empresas textiles no ocupe los estantes de los centros comerciales durante los próximos meses. En muchos casos, tendrán que aguantar con el stock que haya en tienda.

El país que más se está viendo afectado por esta situación es Vietnam, donde incluso algunas empresas tecnológicas están realizando prácticas abusivas con sus empleados, con el fin de mantener la producción a pesar de las restricciones. Algunas fábricas de este sector, tal y como informa Bloomberg, están haciendo dormir a sus empleados en la propia planta.

La vicepresidenta de la Asociación de Bolsos y Calzado de Cuero de Vietnam, Phan Thi Thanh Xuan, asegura que más del 90% de las 800 empresas del grupo, entre fabricantes y exportadores, han detenido temporalmente sus operaciones.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin