Economía

La UE reclama a España la reforma laboral antes de fin de año para recibir las ayudas

  • Nuestro país recibirá en julio los primeros 9.000 millones por adelantado
  • Declan Costello se muestra confiado en que el Gobierno cumpla sus compromisos

España tendrá que llevar a cabo la reforma laboral antes de que finalice este año. Este es el compromiso al que ha llegado el Gobierno con Europa para recibir las primeras ayudas de 19.000 millones del plan de resiliencia y transformación, de los cuales 9.000 millones se esperan para finales de este mes de julio. El subdirector general de la Dirección General de Asuntos Económicos y Financieros de la Comisión Europea, Declan Costello, así lo asegurado en las I Jornadas Next Generation organizadas por elEconomista.

Costello se ha mostrado confiado en que nuestro país logre sacar adelante los cambios comprometidos en el marco laboral para que puedan ser entregadas todas los fondos del programa, tal y como ya ha acordado con la reforma de las pensiones. "Vamos a monitorizar que todos los hitos se cumplen que España avance en su recuperación", ha indicado el mandatario europeo, quien ha matizado que será Bruselas flexible en su vigilancia y permitirá retrasos en los compromisos adquiridos.

El subdirector de Asuntos Económicos ha explicado que el próximo 13 de julio los ministros de Finanzas de la UE se sentarán para los proyectos presentados por los países, entre ellos el español, con el fin de que a finales de mes se hagan las primeras entregas por adelantado. España, por tanto, percibirá 9.000 millones. Otros 10.000 millones llegarán en diciembre. Será entonces cuando Bruselas examine las reformas llevadas a cabo por nuestro Gobierno. En la primera mitad de 2022, enviará la CE realizará otra transferencia de recursos por 12.000 millones.

El programa español contempla ayudas directas de 69.500 millones, tal y como ha recordado Costello, para implementar proyectos digitales y sostenibles, siendo la cantidad más elevada de todas las transferencias a los estados miembros. El mandatorio ha confiado en la ejecución del mismo, pero ha advertido que hará "el primer chequeo a finales de año" y que estará vigilante en que los objetivos e hitos se cumplen. "La reforma de las pensiones es un avance positivo porque además se garantiza su sostenibilidad por el acuerdo alcanzado con los interlocutores sociales", ha destacado. "Nos da confianza para finales de año", ha añadido.

Costello ha subrayado que el paquete de medidas español es "muy ambicioso" y ha dejado claro que Bruselas será flexible a la hora de aprobar los desembolsos. La intención, según ha explicado, es que ningún país pierda las ayudas. "Si no se cumplen los hitos y reforma, se pueden retrasar o puede haber envíos parciales", ha señalado.

Con el fin de que los programas se materialicen, la UE ha puesto a disposición de los estados miembro su ayuda. "Haremos todo lo posible para que los planes se ejecuten", ha indicado Costello en las jornadas.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 1
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

LAS VERDADES DUELEN
A Favor
En Contra

¡Qué manía con la reforma laboral! ¡Desde hace décadas, cada semana hay una nueva reforma laboral!

Me recuerda a los administradores de fincas, que constantemente están diciendo: "bueno, habrá que poner un ascensor nuevo, unos buzones nuevos y una nueva puerta de entrada al edificio". Y todos los vecinos votan a favor de la propuesta, excepto yo, claro. ¡Qué manía con reformar lo que ya está bien, leches!

Puntuación 4
#1