Economía

La entrada de extranjeros amortigua el impacto del covid y evita el descenso de la población de España en 2020

  • El número de personas con nacionalidad española descendió en 87.402 personas
  • Los ciudadanos extranjeros aumentaron en 149.011 habitantes
Dreamstime

La población con nacionalidad española residente en España cayó 87.402 personas durante 2020, según las Cifras de Población a 1 de enero de 2021 publicadas por el INE. Desde 2002 solo se ha producido descensos entre ciudadanos nacionales. En 2012 fue de 12.098 personas. La población total no se ha reducido gracias a los flujos migratorios, que ha permitido sumar al país 61.609 ciudadanos más hasta los 47.394.223 habitantes, una cifra récord.

La población residente en España aumentó en 61.609 personas durante el año 2020 y se situó en 47.394.223 habitantes a 1 de enero de 2021. Con este crecimiento, positivo por quinto año consecutivo, se alcanza un nuevo máximo histórico desde el comienzo de la serie. Pero este incremento no disimula la elevada mortalidad que ha sufrido la población española por el Covid.

La población con nacionalidad española se redujo en 87.402 personas. Esta evolución fue resultado de un saldo vegetativo negativo de 198.670 personas y de un saldo migratorio también negativo (13.782 personas), que no se vieron compensados por las adquisiciones de nacionalidad española, que afectaron a 126.164 personas, según datos provisionales. Si nos restringimos a los españoles nacidos en España, la población descendió en 183.299 personas a lo largo del año 2020.

El crecimiento poblacional de España se debió al incremento de la población de nacionalidad extranjera, ya que la de nacionalidad española se redujo. El número de extranjeros aumentó en 149.011 personas durante 2020, hasta un total de 5.375.917 a 1 de enero de 2021. Este incremento respondió, en su mayor parte, a un saldo migratorio positivo de 230.026 personas.

Población por comunidades autónomas

Durante el año 2020 la población creció en 12 comunidades autónomas y se redujo en las cinco restantes. Los mayores incrementos en términos relativos se dieron en Illes Balears (0,72%), Región de Murcia (0,55%) y Canarias (0,33%). En el otro extremo, los descensos de población más acusados se dieron en Castilla y León y Principado de Asturias (ambas con –0,58%) y Extremadura (–0,37%).

Más colombianos, venezolanos y marroquíes

Atendiendo a las nacionalidades, los mayores incrementos se dieron en la población colombiana (36.726 más), venezolana (22.018) y marroquí (15.221). Mientras, los mayores descensos se dieron en la población de Rumanía (7.132 menos), Ecuador (5.293 menos) y Bulgaria (1.831 menos).

Por comunidades autónomas, la población creció durante 2020 en 12 de ellas, destacando en primer lugar Baleares (con un crecimiento del 0,7%), Murcia (0,6%), Canarias y Comunidad Valenciana (con un 0,3% de aumento en cada una de ellas). Donde más bajó fue en Castilla y León y Asturias (con descensos del 0,6%) y en Extremadura (con una caída del 0,4%).

De la estadística del INE también se desprende que el saldo migratorio de España con el exterior fue positivo en 216.244 personas durante el año 2020, invirtiendo la tendencia creciente iniciada en 2013.

Así, un total de 465.721 personas procedentes del extranjero establecieron su residencia en España, la cifra más baja desde 2016, y un 37,9% menos que en 2019. Por su parte, 249.477 personas abandonaron España con destino a algún país extranjero, un 15,8% menos que en el año anterior.

Llegan más españoles de fuera

En cuanto a la migración exterior de los españoles, el saldo migratorio de los españoles con el exterior fue negativo en 2020, tras dos años en positivo. En concreto, fue de 13.782 salidas netas hacia el exterior. Este saldo fue consecuencia de una inmigración procedente del extranjero de 52.511 personas y de una emigración al exterior de 66.293.

El INE precisa que la llegada de españoles no consiste fundamentalmente en una inmigración de retorno, sino también de personas con nacionalidad española no nacidas en España. Así, 23.916 personas de las 52.511 que inmigraron habían nacido en España.

La población de nacionalidad española que llegó a España en 2020 procedía, principalmente, de Reino Unido (4.959 personas), Venezuela (3.896) y Ecuador (3.895). Por su parte, los mayores receptores de emigrantes españoles fueron Reino Unido (15.085 personas), Francia (8.881) y Estados Unidos de América (5.588).

Además, el estudio muestra que de las 249.477 personas que abandonaron el país en 2020, un 18% siempre habían residido en España, mientras que el resto (82%) habían inmigrado en algún momento anterior.

Los inmigrantes fueron los que más salieron de España

Si se observan los años de llegada, estos se concentran en los dos y tres años previos a la salida, es decir, hay más emigraciones entre los que llegaron en los años recientes. Esto puede ser debido al fracaso de su proyecto migratorio, mientras que los que llegaron en años previos pueden haber conseguido ya cierta estabilidad, según precisa el INE.

Entre las nacionalidades extranjeras que más emigraron en 2020 se observan comportamientos diferentes. Así, de los 26.073 rumanos que emigraron, el mayor número de entradas se concentró en 2017 y en 2007. Y de los 17.671 marroquíes que emigraron, habían llegado a España en mayor medida en años más recientes (2017 y 2018). Por su parte, de los 13.293 británicos que emigraron en 2020, el mayor número de llegadas a España se produjo durante 2017.

Por otro lado, atendiendo a las migraciones interiores, los mayores saldos migratorios entre comunidades durante 2020 se dieron en Castilla-La Mancha (8.752 entradas netas), Comunidad Valenciana (5.043) y Galicia (4.593). En Andalucía, Principado de Asturias, Cantabria, Castilla y León, Castilla-La Mancha o Galicia el saldo aumentó notablemente respecto a años anteriores e incluso cambió de signo en alguna de ellas.

Mientras, la Comunidad de Madrid, Cataluña y Baleares presentaron los saldos más negativos. En Comunidad de Madrid y Baleares el saldo migratorio con el resto de España fue negativo por primera vez desde 2011.

comentarios8WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 8

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Javier
A Favor
En Contra

La sustitución étnica va muy bien...¡ bravo, señores del NWO!

Puntuación 38
#1
Jorge
A Favor
En Contra

La diferencia es que unos eran españoles y COTIZANTES Y LOS QUE VIENEN LA MAYORIA VIVEN DE SUBVENCIONES

Puntuación 41
#2
¡ Que verguenza!
A Favor
En Contra

! Cabrones de Mierda !

e al pueblo "Español" metiendo toda la chusma en nuestro

pais.

" DARLES A TODAS LAS PAREJAS ESPAÑOLAS" TODAS LAS AYUDAS

,SUBVENCIONES Y FACILIDADES INCLUIDA LA VIVIENDA ES DECIR

GRATIS"...........y vereis como no se envejece la poblacion.

!! Repito Gobierno de Sinverguenzas ineptos !!

Puntuación 35
#3
¡ Que verguenza!
A Favor
En Contra

¿ Porque no me quereis publicar mi comentario ?

Sois una prensa " parcial" al servicio de "ellos"

!que triste es ver donde hemos llegado !

Un ciudadano que creo que España incluida mi

Cataluña.

Puntuación 20
#4
¡ Que verguenza!
A Favor
En Contra

Agradezco al economista el que me hayan publicado el

comentario y les pido disculpas.

Un ciudadano Español que esta "alucinando con noticias

como la de este articulo" .Repito que den todooooooooo lo

que estan dando a mucha "gentuza y a buen entendedor

sobran las palabras......................y que se lo den a las parejas

de Españoles y veran como NO ES NECESARIA ESTA LOCURA

y como aumentara la poblacion NUESTRA DE NUESTRAS

FAMILIAS que desde hace muchisimos años hemos levantado

"Nuestra España "

Puntuación 11
#5
Arruinando el país
A Favor
En Contra

Becario se te ha olvidado decir que aumenta la delincuencia un 10000 % así como la pobreza en un 100000

Esto es lo que pasa cuando votas a un gobierno de delincuentes e incompetentes.

Puntuación 14
#6
Nicaso
A Favor
En Contra

Y esto qué tiene de bueno ?. La cantidad de inmigrantes en España es exagerada para un país con tasas de paro elevadas. Además, un país no puede crecer indefinidamente en población sin que al final se pueda provocar un problema de convivencia entre las personas de tan diversos orígenes, costumbres y religiones. Vamos, una perfecta bomba de relojería que incluso puede afectar a la seguridad del país.

Puntuación 14
#7
Jose
A Favor
En Contra

Esta claro que cuando el tema económico se pone mal , se largan y dejan el marrón aquí.

Puntuación 0
#8