Economía

EEUU aboga por un impuesto mínimo global del 15%

Nueva Yorkicon-related

stados Unidos continúa demostrando su disposición colaborar con sus socios internacionales al proponer un impuesto mínimo global de al menos el 15%, por debajo del 21% inicialmente previsto, un nivel que algunos países habían considerado excesivo. Dicho esto, según el Departamento del Tesoro, las discusiones "deben continuar siendo ambiciosas y buscar una tasa más alta".

La secretaria del Tesoro, Janet Yellen, ha apoyado desde su llegada al cargo las ventajas de un tipo mínimo global del impuesto de sociedades que, según ella, disuadiría a las empresas a trasladar sus sedes fiscales a otros países para reducir sus cargas tributarias aunque la mayoría de sus operaciones estén en EEUU.

Yellen considera "que la arquitectura fiscal internacional debe estabilizarse, que el campo de juego global debe ser justo y que debemos crear un entorno en el que los países trabajen juntos para mantener nuestras bases fiscales y garantizar que el sistema fiscal global sea equitativo y esté equipado para satisfacer las necesidades de la economía global del siglo XXI", aclaró en un comunicado distribuido por el Departamento del Tesoro.

De esta forma, la propuesta de EEUU se aproxima al tipo impositivo del 12,5% que se había discutido en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) antes de que Wasington volviera a la mesa de negociaciones tras la elección del demócrata Joe Biden como presidente.

Los ministros de Economía europeos, reunidos en Lisboa, se mostraron favorables, y el ministro de Economía alemán, Olaf Scholz, describió la medida como un "gran progreso". Su colega francés, Bruno Le Maire, dijo que la propuesta era un "buen compromiso", aunque advirtió que no elimina la necesidad de un acuerdo sobre el tratamiento de los gigantes tecnológicos.

Los ministros de Economía y Finanzas del Grupo de los 20 esperan acordar un tipo impositivo mínimo para los beneficios de las multinacionales a mediados de este año. Una propuesta respaldada por la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Kristalina Georgieva, quien abogó por una fiscalidad más progresiva y una tributación mínima de las multinacionales como herramientas para hacer frente a los retos que todavía deja la pandemia.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud