Economía

El Banco de España pide "extrema prudencia" en los salarios variables de los banqueros

  • De Cos pide cautela en los pagos variables pero no profundiza en el asunto
  • Calviño tachó de "inaceptable" las retribuciones que reciben los banqueros
Pablo Hernández de Cos, gobernador del Banco de España. Foto de archivo

Pablo Hernández de Cos, gobernador del Banco de España, no ha querido profundizar en la polémica que ha ido ganando fuerza en las últimas semanas sobre los salarios de los banqueros. Aunque ese es un debate latente en la sociedad ha salido a la superficie tras las declaraciones de la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, quien tachó de "inaceptable" las retribuciones que perciben, e instó al Banco de España a regular estos sueldos.

De este modo, el gobernador ha reclamado a la banca actuar "con extrema prudencia en políticas de distribución de dividendo y remuneración variable" dado que las entidades siguen beneficiándose de diversas medidas de respaldo público.

Aunque las críticas llegaron desde la bancada socialista, hasta ahora sólo el Gobierno de Mariano Rajoy, con Luis de Guindos al frente del Ministerio de Economía, puso en 2012 un tope de medio millón de euros a los sueldos fijos de los banqueros de las entidades que recibían ayudas públicas.

Limitar los sueldos no es una tarea fácil, reconocen a Efe fuentes próximas al Ejecutivo, ya que estas competencias están atribuidas desde octubre de 2013 al Banco Central Europeo (BCE), que sólo pone reparos al variable y no entra en los sueldos fijos.

Provisiones y comisiones

En lo que a la banca se refieren, la autoridad monetaria también ha señalado que el ritmo al que los bancos españoles dotaron provisiones por riesgo de crédito en 2020 "parece adecuado a nivel agregado", pero apunta que probablemente deberá mantenerse durante los próximos años o incluso aumentar si la recuperación económica resulta más lenta de lo esperado.

Por otro lado, el Banco de España ha recordado que las entidades pueden modificar algunas de las condiciones iniciales establecidas al contratar productos bancarios "si el contrato es de duración indefinida", si bien indica que el banco "está obligado a informar" de ello para que el cliente lo acepte "expresa o tácitamente" antes de cargar con una nueva comisión o pasar un importe diferente al pactado.

Sin embargo, señala, en un comunicado colgado en su web, que en la mayoría de los casos son los clientes quienes "no prestan atención" a la comunicación que se les remite.

Alude así, especialmente, a las comisiones, "pues afectan directamente a nuestro bolsillo". "En la actualidad, es habitual que las entidades introduzcan nuevos conceptos en las comisiones o que incrementen su importe. Con frecuencia, los ciudadanos nos damos cuenta de que nos han modificado una comisión cuando vemos en nuestra cuenta que nos la han cobrado", señala.

Para poder estar al tanto de estos cambios, el Banco de España ha señalado que la entidad "debe informar" del cambio, normalmente con al menos dos meses de antelación y a través del canal que se haya pactado.

En este sentido, indica que el canal habitual será el correo postal, a no ser que se haya rechazado esta posibilidad y se haya optado por la forma electrónica, generalmente a través del buzón de la banca 'online'. "De nada servirá esta comunicación si se tira la carta sin leer o no se abre el buzón virtual en la banca 'online' o en la 'app' de la entidad", reitera.

También recomienda preguntar al banco adónde dirigen las comunicaciones si no se tiene claro. En todo caso, advierte de que pueden aparecer nuevas comisiones por nuevos servicios o por otros que hasta entonces no se cobraban y en ocasiones de importes significativos. "No se tiene por qué aceptar", afirma la institución.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin