Economía

Biden logra un nuevo estímulo de casi 2 billones de dólares para EEUU

Nueva York

La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó el miércoles con 220 votos a favor y 211 en contra el Plan de Recuperación Americana, cuya factura total asciende hasta los 1,9 billones de dólares. Este estímulo supone una primera victoria legislativa para el presidente Joe Biden, quien solo necesita estampar su rúbrica este viernes para convertirlo en ley.

La legislación incluye pagos directos de hasta 1.400 dólares para la mayoría de los estadounidenses, un aumento de las prestaciones semanales por desempleo hasta septiembre y una ampliación del crédito fiscal por hijo durante un año. 

"Esta legislación trata de dar a la columna vertebral de esta nación -los trabajadores esenciales y la gente que mantiene este país en marcha- una oportunidad para luchar", señaló Biden en un comunicado agradeciendo a los legisladores su apoyo.

No obstante, en la Cámara Alta, los senadores limitaron el número de estadounidenses que podrán optar a los cheques directos y redujeron en 100 dólares las ayudas adicionales a la semana para los parados. Cambios que fueron avalados posteriormente por los legisladores demócratas en el Congreso. 

Como parte del acuerdo alcanzado a última hora del pasado viernes, los primeros 10.200 dólares de las prestaciones por desempleo de 2020 no tributarán para los hogares que ganen menos de 150.000 dólares. 

Según un análisis del Centro de Política Fiscal, se calcula que el 20% más pobre de los estadounidenses logrará un incremento aproximado del 20% en sus ingresos mientras el 85% de los hogares a este lado del Atlántico recibirá 1.400 dólares en cheques de estímulo; los desempleados recibirán 300 dólares más por semana hasta el otoño; y las familias con hijos menores de 17 años recibirán 3.000 dólares por niño.

De esta forma, desde el comienzo de la pandemia, EEUU ha gastado ya más de 5 billones de dólares en estímulos fiscales, a lo que habría que sumar las políticas ultraacomodaticias de la Reserva Federal. El banco central no solo ha llevado los tipos a un rango del 0 y el 0,25% sino que además ha engullido más de 3 billones de dólares en bonos del Tesoro y activos respaldados por hipotecas.

Los 5 billones de dólares de estímulos aprobados en los últimos doce meses duplican los paquetes de la UE, sumando el presupuestos ordinario de 1,8 billones de euros más los 750.000 millones de euros del fondo NextGenerationEU. No obstante, también habría que contemplar las ayudas de los gobiernos comunitarios.

EEUU, la locomotora de la economía mundial

El nuevo flotador de la Administración Biden ha provocado que las principales mesas de inversión revisen sensiblemente al alza sus previsiones de crecimiento para EEUU. En el caso de Morgan Stanley, por ejemplo, atisban ya un avance de hasta el 7,3% en 2021 y que el PIB recupere los niveles previos al azote del coronavirus en el trimestre en curso, antes de lo previsto.

Por su parte, desde Wells Fargo Securities hablan de un repunte del 6,4%, "tasa que no solo está por encima de las expectativas del consenso, sino que, de cumplirse, supondría el mayor ritmo de crecimiento de la economía estadounidense desde 1984", explica Jay H. Bryson, economista jefe de la entidad. Según el indicador GDPNow de la Reserva Federal de Atlanta, la economía de EEUU crece en primer trimestre a un ritmo del 8,4%, duplicando así el ritmo registrado en los tres últimos meses del año pasado.

El respaldo al nuevo paquete de estímulo coincidió con la publicación del dato de inflación correspondiente al mes de febrero. El pasado mes el índice de precios al consumidor en EEUU subió un 0,4 % mientras que la inflación interanual se ubicó en 1,7 %.

Por su parte, la inflación subyacente, que excluye los precios de alimentos y combustibles, que son los más volátiles, se redujo a un 1,3 % en un año, lo que relajó la preocupación sobre las posibles presiones inflacionarias en EEUU.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin