Economía

Las comunidades autónomas apenas ponen en marcha más ayudas directas

  • Las regiones se ven obligadas a activar planes de urgencia
  • Podemos se desmarca de Moncloa y pide inyectar dinero
Foto: Archivo.

La negativa del Gobierno de España a activar un paquete de ayudas directas para los sectores más afectados por la crisis del coronavirus ha abierto un enfrentamiento con las comunidades autónomas y con Unidas Podemos. El socio de Gobierno de Pedro Sánchez exige ahora un paquete de medidas. Sin embargo, el presidente respondió esta semana con una nueva negativa.

El Ministerio de Asuntos Económicos emitió ayer una nota informativa en la que asegura que "el Gobierno reformará el marco legal para poder aumentar las ayudas directas a autónomos y empresas", aunque no precisa el alcance del paquete. El retraso en este plan ha obligado ya, al menos, a tres comunidades autónomas a aprobar planes de emergencia con pagos directos a los sectores afectados.

Cataluña ha sido la última en sumarse. El Gobierno de la Generalitat ha aprobado un paquete de 618 millones de euros para seguir financiando ayudas a los sectores más afectados. Es un plan trimestral con una dotación para trabajadores en Erte, autónomos y pequeñas y medianas empresas.

Por su parte, la Comunidad Valenciana aprobó este viernes dos decretos de ayudas directas para el sector turístico (18 millones de euros) y los trabajadores autónomos de la Comunitat Valenciana (8 millones de euros), con el objetivo de ayudarles a salir de la crisis y compensar las últimas restricciones, respectivamente. Las ayudas se repartirán entre 9,1 millones para titulares de establecimientos de alojamiento, un total de 2,5 millones de euros para responsables de agencias de viajes y 6,4 millones para personas físicas o jurídicas adheridas a los programas de política turística CreaTurisme, Sicted, L'Exquisit Mediterrani y Mediterranew Musix. En los tres casos las cantidades globales están establecidos como máximo.

Por su parte, el Gobierno balear anunció otro plan que otorgará ayudas directas de 1.500 euros mensuales durante tres meses a bares y gimnasios. El Ejecutivo balear otorgará ayudas directas de 1.500 euros mensuales para los negocios afectados por las últimas restricciones -como bares, restaurantes y gimnasios- durante los meses de enero, febrero y marzo. Así lo ha anunciado la presidenta del Govern, Francina Armengol, tras reunir a la Comisión de Seguimiento del Pacto por la Reactivación de Baleares, donde se han tratado estas medidas. Esta medida se enmarca dentro de un plan de choque de 103,5 milones para el primer trimestre de 2021.

Las ayudas de las CCAA

La comunidades autónomas han aprobado durante los últimos meses varias ayudas para las empresas más afectadas. Hostelería de España realiza un seguimiento de las medidas que han ido aprobando las comunidades autónomas en defensa de la hostelería, pero que en una mayoría de los casos se extienden a otras actividades afectadas por las medidas restrictivas que han ido tomando las autoridades regionales y locales desde el fin del confinamiento en mayo. Medidas que se incrementan a partir de octubre con la aparición de la segunda ola.

Con la tercera ola y el endurecimiento de las restricciones, varios gobiernos han reactivado sus planes o han aprobado nuevos en la última semana. Entre ellos, la Comunidad Valenciana tiene en fase de aprobación un plan por 380 millones de euros, Baleares otros de 103 millones de euros, Cataluña un plan nuevo por 15 millones de euros, Castilla y León otro por 20 millones y Euskadi podría anunciar nuevas ayudas en los próximos días.

Sumando estos nuevos planes a los que se han ido aprobando desde octubre, Hostelería de España calcula que entre todas las comunidades autónomas suman unos presupuestos por valor de 10.810 millones de euros. Sin embargo, como apuntan desde la patronal de los bares y restaurantes, algunos de los programas han agotado ya sus plazos para solicitar las ayudas y en la mayoría de los casos los comerciantes y hosteleros siguen esperando a cobrar las ayudas.

Es difícil hacer una comparativa de las ayudas, pues son variadas. Salvo Extremadura que, según los datos de Hostelería de España, ha centrado las medidas en préstamos, la mayoría de los gobiernos regionales han concedido subvenciones a fondo perdido que no deben ser devueltos. Sin embargo, existen notables diferencias, no solo entre el montante de las ayudas, sino en sus destinos: algunas son subvenciones no finalistas y otras se conceden los fondos para abonar costes fijos de las compañías.

Por lo general, las ayudas directas puestas en marcha suponen un montante pequeño sobre la totalidad del presupuesto destinado a apoyar a las actividades más castigadas por las restricciones administrativas. La mayor parte se centra en préstamos con condiciones favorables.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin