Economía

El Gobierno incluye 'in extremis' la subida del diésel y recorta a 2.000 euros las deducciones de planes de pensiones

El Gobierno ha confirmado sobre la bocina la inclusión de una subida de impuestos sobre el diésel en los Presupuestos de 2021, que se presentarán este miércoles en el Congreso de los Diputados. Para acercar la tributación del diésel a la gasolina se reducirá la bonificación hasta 3,8 euros por litro. El gasóleo profesional no registrará cambios

Asimismo, el Gobierno ha incorporado al proyecto de Presupuestos Generales del Estado un recorte hasta 2.000 euros de la aportación máxima de los planes de pensiones individuales con derecho a deducción en el IRPF, desde los 8.000 euros actuales, mientras que en el caso de las planes de empresas se eleva la aportación máxima de 8.000 a 10.000 euros.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha explicado que, según los informes de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), sólo el 8% de los ciudadanos con planes de pensiones privados individuales hacían aportaciones superiores a los 4.000 euros anuales, mientras que el 88 % lo hacían por debajo de este importe.

"Estos cambios afectarán a un mínimo de contribuyentes", ha dicho Montero

Finalmente, los Presupuestos incluirán una subida del precio del diésel. Se incrementará 3,8 céntimos más por litro pero todavía será casi 6 céntimos más bajo que el de la gasolina. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha explicado que repostar costará unos 3,45 euros más al mes para quienes hagan 15.000 kilómetros al año

La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ya lo había avanzado durante la clausura del XXIII Congreso Nacional de la Empresa Familiar, en la que ha destacado que los Presupuestos son "absolutamente extraordinarios" y buscan impulsar el crecimiento yo la creación de empleo, para adelantar la recuperación.

Calviño ha explicado que el proyecto incluye "ajustes" en materia de impuestos existentes y nuevas figuras "muy en línea" con la política medioambiental, con un nuevo impuesto a los plásticos, los residuos y la reducción de la bonificación extraordinaria que había para el diésel.

Sin embargo, el PNV asegura que durante las negociaciones presupuestarias llegaron al acuerdo de contemplar la equiparación del impuesto del diésel con el de la gasolina.

En los PGE del año pasado ya se recogía la decisión de suprimir la bonificación del diésel, que entonces se calculaba que tendría un impacto de tres euros mensuales para el consumidor medio, el que realiza unos 15.000 kilómetros anuales, lo que supondrá unos 36 euros al año.

Se va a crear un grupo de expertos para reflexionar con "profundidad" sobre la "necesaria adecuación" de la estructura fiscal a la nueva realidad con un sistema "progresivo, más verde y dando una vuelta a bonificaciones fiscales que hayan perdido su sentido".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud