Economía

La Seguridad Social reconoce el ingreso mínimo a 136.000 hogares pero deniega el 58% de las solicitudes

  • La prestación se ha concedido a más de 400.000 personas, según el INSS
Foto: Dreamstime

El Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) ha reconocido a más de 136.000 hogares el Ingreso Mínimo Vital (IMV), el 41,5 % del total de expedientes resueltos hasta la fecha, mientras que ha denegado 192.000 solicitudes, el 58,5 % restante.

Según ha informado este viernes el Ministerio de Inclusión y Seguridad Social, con estas cifras la prestación está llegando, cuatro meses después de ponerse en marcha, a más de 400.000 personas, de las que prácticamente la mitad son menores.

Estos hogares, añade, percibirán en unos días estos pagos del IMV, que sumará más de 158 millones, y que incluirán, cuando corresponda, los abonos desde junio, dada la retroactividad de la medida.

La Seguridad Social detalla que, en cuatro meses, se han recibido más de un millón de solicitudes del IMV y que, quitando las peticiones duplicadas, se han quedado un total de 975.000 expedientes válidos.

De ellos, se han tramitado más de 488.000: se han resuelto 328.000 y a otros 160.000 se les ha pedido que subsanen errores.

De ese total, 192.000 solicitudes han sido denegadas, un 58,5 % resueltos en la mayor parte de los casos por superar niveles de renta y patrimonio, y más de 136.000 reconocidos.

La nota recuerda que el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, se ha comprometido a realizar una nueva evaluación de la prestación a principios del próximo año para conocer la cobertura real de la prestación a través de microdatos.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.