Economía

EEUU mantiene una recuperación económica incierta y llena de contradicciones

Nueva York

Ya lo avisaba esta semana el propio presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, ante los legisladores. En estos momentos, "persiste una gran incertidumbre sobre el momento y la fuerza de la recuperación" de la recuperación económica en Estados Unidos. Un mensaje que coincide con el repunte de infecciones en estados como Arizona, Florida o Carolina del Sur, donde Apple cerrará 11 de sus tiendas y una remesa de datos macro que cuestionan si estamos subestimando el brío de la reapertura.

En este sentido fueron las ventas minoristas de mayo, con un repunte del 17,7%, las que sorprendieron a propios y extraños, ya que duplicaron las previsiones del consenso. Es cierto que las ventas todavía quedaron un 8% por debajo del nivel previo a la pandemia pero también es importante tener en cuenta que muchos estados no comenzaron a relajar sus medidas de confinamiento hasta finales del mes, lo que sugiere que gran parte de esa brecha podría eliminarse en junio.

"Otro aumento intermensual de entre el 5% y el 10% en las ventas minoristas de junio es plausible, lo que llevaría a las ventas casi de vuelta a su nivel antes del brote", señala Paul Ashworth, economista jefe de Capital Economics.

Las ventas de mayo podrían haberse beneficiado del aumento temporal en los ingresos vinculados a los cheques de estímulo de 1.200 dólares y el aumento de 600 dólares por semana a los beneficios por desempleo, lo que significa que más de la mitad de las personas que perdieron su trabajo durante la pandemia reciben temporalmente un ingreso más alto de lo que se les pagaba en sus respectivos empleos.

Los más optimistas consideran que en las próximas semanas muchos estadounidenses podrían llevar a cabo algunas compras que se vieron obligados a retrasar durante los confinamientos. Si esto se materializa, las ventas en categorías de productos electrónicos, ropa y posiblemente coches, podrían subir temporalmente por encima de sus niveles previos a la pandemia. Aún así, el repunte de las infecciones en el sur y el oeste del país al igual que la reciente ola de protestas raciales en muchas ciudades podría causar una caída temporal de las ventas en junio.

Desafortunadamente, los datos del sector fabril no fueron tan alentadores. El crecimiento de la producción industrial fue solo del 1,4% en mayo, por debajo del consenso del 3%. En su tasa interanual, la caída en la producción industrial fue más del doble que la disminución de las ventas minoristas.

Por su parte, los datos iniciales de subsidio por desempleo también decepcionaron. Los reclamos semanales de aquellos que solicitaron ayudas por primera vez cayeron en 58.000 a un total de 1,50 millones en la semana que terminó el 13 de junio. Las proyecciones esperaban una disminución mayor hasta los 1,29 millones.

"Este dato sigue siendo desconcertante, pero la recuperación general de la actividad económica desde mayo continúa haciéndonos pensar que el crecimiento positivo y significativo del empleo continuará en junio", reconoce Andrew Hollenhorst, economista de Citi. Hollenhorst pone de manifiesto como la lectura mejor de lo esperada del índice manufacturero de Filadelfia, que se situó en 27,5, es una señal de que otros indicadores, incluidos los del Instituto de Compras y Abastecimiento (ISM, por sus siglas en inglés), podrían regresar a territorio expansivo en el mes en curso. Esto no es sorprendente dado que la mayoría de las empresas deberían ver un crecimiento en los pedidos, el empleo y la producción.

Más estímulos e inversiones en infraestructuras

La atención se concentra en estos momentos en el próximo programa de estímulo fiscal que podría aprobarse a lo largo del próximo mes de julio. En los últimos días, altos funcionarios de la administración Trump han ofrecido algunos detalles sobre las medidas que favorece la Casa Blanca. Entre ellas se incluiría, como adelantó la semana pasada el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, un nuevo cheque directo a los consumidores estadounidenses, similar a los 1.200 dólares que ya recibieron como parte del paquete aprobado a finales de marzo. 

La Casa Blanca intenta además sumar a la próxima ronda de estímulos la posibilidad de incluir un recorte de impuestos sobre la nómina, propuesta que puede enfrentar oposición entre los legisladores demócratas.

?De momento, el proyecto de Ley por otros 3 billones de dólares ya aprobado por la Cámara de Representantes, en control de los demócratas, incluye no solo otra ronda de pagos directos a los estadounidenses y una extensión de las ayudas por desempleo hasta enero de 2021 sino también un billón de dólares más para los gobiernos estatales y locales. En el Senado, en manos republicanas, tildan este plan de partidista y abogan por un programa más limitado. 

Los legisladores y la Casa Blanca también apuntan a un plan de inversión en infraestructura. Los congresistas demócratas presentaron a finales de esta semana un programa al respecto por valor de 1,5 billones de dólares.

El proyecto de ley dedica 300.000 millones de dólares para construir y reparar carreteras y puentes. Un aspecto importante de la propuesta apuesta por invertir "en programas, proyectos y materiales que reduzcan la contaminación por carbono del sector del transporte", lo que podría servir como un obstáculo importante a la hora de contar con el apoyo de los republicanos.

Al mismo tiempo, Trump, quien tuiteaba el martes una cita del economista jefe de Morgan Stanley, Chetan Ahya, reiterando su "confianza en una recuperación en forma de V" también prepara un proyecto de inversión en infraestructura de casi un billón de dólares, según adelantó esta semana Bloomberg haciendo referencia a personas familiarizadas con el asunto.

La versión preliminar del mismo, que está diseñando el Departamento de Transporte, busca dirigir buena parte del dinero a obras de infraestructura tradicional, como carreteras y puentes, pero también reservaría fondos para el desarrollo de redes 5G y banda ancha en áreas rurales del país. De hecho, Trump tiene previsto participar en un evento sobre el acceso a banda ancha en este tipo de regiones el jueves en la Casa Blanca.

comentarios2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Edu
A Favor
En Contra

Sobre la recuperación de Europa y más concretamente de España ni está ni se la espera

Puntuación 5
#1
Así­ es.
A Favor
En Contra

Estos comunistas aprovecharán otro brote para asesinar a millones de ancianos más.

Puntuación 3
#2