Economía

Trump suspenderá durante 60 días la emisión de residencias permanentes (Green Cards) en EEUU por el coronavirus

Nueva York

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció el martes que emitirá una orden ejecutiva que suspenderá temporalmente algunos tipos de inmigración al país durante 60 días. Este decreto solo se aplicará a las personas que buscan una residencia permanente en EEUU, más conocidas como Green Cards. Esta decisión no afectará a aquellos que ingresen en el país de forma temporal.

Después del período de dos meses, la administración Trump reevaluará si extender o modificar su decisión. "Al detener la inmigración, ayudaremos a los estadounidenses desempleados a ser los primeros en la fila de empleos a medida que EEUU", señaló el mandatario en su rueda de prensa diaria.

"Sería injusto que los estadounidenses despedidos por el virus sean reemplazados por nuevos trabajadores inmigrantes enviados desde el extranjero. Primero debemos cuidar al trabajador estadounidense", añadió.

De esta forma, el inquilino de la Casa Blanca ofreció más detalles sobre el tuit publicado el lunes por la noche donde indicó su intención de congelar temporalmente la inmigración legal al país.

La orden ejecutiva no afectará a los extranjeros que lleguen a EEUU con visados temporales para trabajar. Esa categoría incluye visas H-1B, que permiten que más de 85.000 inmigrantes altamente cualificados sean empleados en el país durante al menos tres años. También incluye a los trabajadores temporales que llegan anualmente para trabajar en granjas, el sector agrícola y otros negocios.

La crisis del coronavirus ya ha frenado buena parte del flujo migratorio a EEUU. En estos momentos, la administración Trump ha prohibido la entrada de ciudadanos procedentes de China, Irán, el área Schengen en Europa, Irlanda y Reino Unido.

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS), la agencia del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) que maneja los procesos legales de inmigración y concesión de visados ha cerrado todas sus oficinas en el país. Paralelamente, la mayoría de los servicios de visados del Departamento de Estado en embajadas y consulados también están suspendidos.

En la frontera suroeste, los agentes fronterizos están expulsando rápidamente a miles de solicitantes de asilo y otros migrantes que no tienen documentos de viaje legales, incluidos los niños, a través de poderes especiales proporcionados por una orden de salud pública de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés).

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin