Economía

Trump busca reducir la fiscalidad de los sueldos dentro del próximo plan de estímulo para EEUU

Nueva York

Pese a los problemas que está planteando la gestión y distribución de las distintas ayudas incluidas en el paquete de alivio por valor de 2 billones de dólares orquestado por los legisladores y la Casa Blanca, la administración del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sigue explorando qué medidas incluir en la denominada fase 4 del plan para estimular a la economía tras el azote del coronavirus.

Entre ellas sigue insistiéndose, según adelanta el Washington Post, en aplicar una reducción del impuesto sobre la nómina, algo que ya se barajó como parte de las negociaciones previas pero que contó con la oposición inicial de los demócratas en el Congreso. Además se busca una reducción del impuestos sobre las bienes de capital, crear bonos del Tesoro a 50 años para blindar las bajas tasas de interés y una exención que limitaría las represalias legales contra las empresas cuyos empleados sean contagiados por el COVID-19.

La semana pasada, Trump ya dijo que su intención era promover la creación de un fondo de infraestructuras de hasta 2 billones de dólares aprovechando las bajas tasas de interés como fórmula para estimular el crecimiento económico. Es importante tener en cuenta que el PIB de EEUU podría contraerse hasta un 30% en el segundo trimestre y la tasa de paro alcanzar el 13% según indicó en una entrevista con la CNBC la expresidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen.

No obstante, la idea de fomentar una inversión en infraestructuras no cuenta con el apoyo de algunos miembros de la administración Trump, como sería el caso de su jefe de gabinete, Mark Meadows, y su consejero económico, Larry Kudlow. Dicho esto, la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, ha indicado que el interés para crear un fondo en infraestructura siempre ha sido bipartidista. De hecho su partido ya lanzó una propuesta en este sentido por un coste estimado de 760.000 millones de dólares a comienzos de este año.

Aún así, los republicanos en el Capitolio consideran que todavía es pronto para poner en marcha un nuevo plan de estímulo después de que Trump haya rubricado ya tres proyectos de ley en marzo, incluido el paquete masivo de 2,2 billones de dólares. El líder de la mayoría en el Senado, el republicano, Mitch McConnell, ya ha dejado caer que aunque una nueva remesa de estímulos fuera aprobada en la Cámara de Representantes, esta no llegaría lejos en la Cámara Alta.

Sin embargo, para Mark Zandi, economista jefe de Moody´s Analytics, serán necesarios un cuarto o incluso un quinto paquete fiscal antes de finales de este año. "El tamaño y el alcance de los paquetes dependerán en eventos entre ahora y entonces, pero estamos asumiendo que costará cerca de 2 billones de dólares adicionales", indica en un informe. Zandi considera que "una parte lógica del próximo tramo sería hacer grandes inversiones en salud".

Además, dado el contexto político y las elecciones presidenciales, se espera que gran parte del próximo apoyo fiscal se centre en hogares con problemas financieros, lo que implica rebajas fiscales y más dinero para el subsidio por desempleo.

Negociaciones entre Washington y Bruselas

Por otro lado, la Comisión Europea está dispuesta a reanudar las negociaciones con Estados Unidos con el objetivo de alcanzar un acuerdo regulatorio que ayude a combatir la pandemia del coronavirus. Este esfuerzo se concentraría en establecer estándares conjuntos sobre tecnologías futuras, donde también se incluirían productos farmacéuticos, así como agilizar los trámites de aprobaciones de maquinaria y dispositivos médicos a ambos lados del Atlántico.

El comisario de Comercio de la Unión Europea, Phil Hogan, y el embajador Robert Lighthizer, el representante comercial de EEUU (USTR, por sus siglas en inglés) hablaron en al menos dos ocasiones durante el mes pasado y se mantienen en contacto continuo a pesar de la crisis desatada por el COVID-19.

Un portavoz de la Comisión indicó a Poltico que Bruselas quiere "intensificar" el trabajo para acordar una cooperación regulatoria, particularmente porque esos esfuerzos "incluyen áreas muy relevantes para la lucha contra el brote de coronavirus".

Además todavía se sigue trabajando para proporcionar un impulso adicional e intentar resolver las disputas comerciales actuales sobre los subsidios a fabricantes aeronáuticos, el acero y el aluminio así como garantizar que Washington imponga aranceles unilaterales sobre sectores como el automotriz.

Durante la teleconferencia de ministros de Comercio del G-20 celebrada la semana pasada, Hogan defendió las medidas de la UE para restringir las exportaciones de ciertos equipos médicos. Por su parte, Lighthizer enfatizó como una de las lecciones aprendidas de esta crisis es "la dependencia excesiva de otros países como fuente de productos y suministros médicos baratos", lo que ha creado "una vulnerabilidad estratégica" para EEUU.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum5

financiero
A Favor
En Contra

Por favor, un Trump para Europa... Que alguien nos libere de la miseria y el totalitarismo socialista...

Puntuación 14
#1
Paco
A Favor
En Contra

Menos impuestos y más inversión. ¿y de dónde se supone que sacará la pasta si no recuda?

Puntuación -5
#2
A Favor
En Contra

Aquí solo subsidios y sin infraestructuras y por supuesto a pagar impuestos que nadie genera. Prohibido despedir, prohibido dejar de pagar, prohibido quebrar, prohibido prohibir al que prohíbe.

A ver si aprendeis a votar borregos progres.

Puntuación 7
#3
Carmen
A Favor
En Contra

Otro pepero aumenta deuda. Y a EEUU quién lo rescatará?

Puntuación -6
#4
Carmen
A Favor
En Contra

Veo una chorrada tan grande estimular cuando hay que paralizar la economía de momento... y si de repente nadie quiere deuda usana? Tan imposible es? Me parece una actitud muy irresponsable y despilfarradora eso de bajar impuestos ahora. (a ver, quien de verdad se haya quedado arruinado con esto o a cambio de que no haya despidos, pues sería comprensible, pero eso de estimular la economía justo ahora... es una mentira lo primero, porque se hace por otro motivo más egoísta, e irresponsable después.)

Puntuación -4
#5