Economía

Trump activa el paquete de 100.000 millones de dólares que permitirá bajas remuneradas por el coronavirus

Nueva York

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó a última hora del miércoles un paquete de ayuda para paliar los efectos económicos de la pandemia del coronavirus por valor 100.000 millones de dólares que incluye fondos para financiar bajas por enfermedad remuneradas así como pruebas gratuitas, entre otras medidas.

El Senado aprobó un proyecto de ley previamente, con 90 votos a favor y 8 en contra, después de que la Cámara de Representantes ya respaldase estas medidas el pasado sábado, que también contaron con el aval de la Casa Blanca. El plan original fue diseñado entre la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata, Nancy Pelosi, y el secretario del Tesoro de EEUU, Steven Mnuchin.

El líder de la mayoría en el Senado, el republicano Mitch McConnell, apoyó un plan revisado pese a que indicó que éste presentaba "serias deficiencias". Aún así, la urgencia generada por las cuarentenas, infecciones y cierres obligó a McConnell y los republicanos a seguir adelante.

El proyecto de ley al que el Senado dio el visto bueno proporciona un mayor seguro por desempleo y también permite que las empresas que tienen menos de 500 empleados ofrezcan dos semanas de baja por enfermedad remunerada a sus trabajadores. También incluye una mayor financiación para distintos programas de alimentos y garantiza pruebas del COVID-19 gratuitas para los estadounidenses. No obstante, en la legislación revisada, la Cámara Alta hizo cambios que limitaron el número de personas que podrían obtener hasta 12 semanas de baja por cuidado familiar o enfermedad remuneradas.

Un estímulo de un billón de dólares

El Congreso y la Casa Blanca trabajan ahora para aprobar otro paquete de estímulo más extenso para tratar de detener el desastre económico, ante las proyecciones que el PIB de EEUU podría contraerse hasta un 13% en el segundo trimestre. Aún así, tanto los legisladores republicanos como los demócratas, se encuentran enzarzados en determinar el contenido del próximo plan de apoyo a la economía y los estadounidenses.

La administración Trump busca una medida de estímulo de hasta un billón de dólares, que podría incluir pagos directos a los estadounidenses, recortes de impuestos o alivio a las industrias, como las aerolíneas o los hoteles, que sufren el impacto directo de las distintas decisiones tomadas para intentar frenar las infecciones.

McConnell dijo el miércoles que no dejaría en receso al Senado hasta que apruebe un paquete mucho más amplio que suponga un alivio significativo para las pequeñas empresas del país. Por su parte, Pelosi dijo que el Congreso "ya está trabajando duro en el tercer proyecto de ley" que "tomará medidas audaces e históricas en nombre de los trabajadores y las familias de Estados Unidos".

Trump declaró el Estado de Emergencia Nacional el pasado viernes, algo que adicionalmente libera hasta 50.000 millones de dólares en fondos para los estados y municipios. Además anunció que renuncia temporalmente al pago de intereses de los préstamos federales para estudiantes y ordenó a su administración comprar petróleo para la reserva estratégica de EEUU.

La semana previa, el Congreso aprobó una ley de 8.3000 millones de dólares para ayudar al gobierno a desarrollar una vacuna y proporcionar dinero a los estados para ampliar su capacidad de realizar pruebas de laboratorio e intentar limitar la expansión del virus.

comentariosforum1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

miguel
A Favor
En Contra

EEUU esta realizando los preparativos tanto Sanitarios como económicos para la activación de la cuarentena, igualito que en la España comunista con escasez mascarillas y equipos sanitarios y dejando tirados en la cuneta a autónomos y empresas.

Puntuación 0
#1