Economía

El BCE da la bienvenida a la nueva 'mediocridad': "Sin inversión hay pocas posibilidades de crecer más"

  • El BCE cree que el crecimiento se estabilizado y no hay visos de despegue
  • "La debilidad de la inversión deja pocas posibilidades al crecimiento sostenido"
Christine Lagarde, presidenta del BCE

El Banco Central Europeo (BCE) está dispuesto a mantener el tipo negativo de su tasa a los depósitos para apoyar a la economía de la eurozona, ante una inversión que no muestra signos de despertar y unos riesgos geopolíticos a la baja pero no terminan de desaparecer. Las actas del BCE dan por finalizada la desaceleración, pero creen que el bajo crecimiento será la nueva tónica, al menos en el medio plazo.

"Los miembros (del Consejo de Gobierno) coincidieron ampliamente en que los datos económicos entrantes y la información de la encuesta apuntaban a cierta estabilización en la dinámica de crecimiento de la zona del euro". Así, los jerifaltes del BCE dan por concluido el periodo de desaceleración que dejó en 2019 a la zona euro cerca del crecimiento cero en dos trimestres, pero los nuevos datos no muestran un despegue de la actividad notable, más bien todo lo contrario, un crecimiento débil que dejará el crecimiento trimestral entre el 0,2% y el 0,4%.

"Se espera que el crecimiento a corto plazo sea similar a las tasas observadas en los trimestres anteriores, en línea con las proyecciones del personal del Eurosistema de diciembre de 2019. El PIB real había aumentado un 0,3%, trimestral en el tercer trimestre de 2019, tras un crecimiento del 0,2% en el trimestre anterior. Este patrón de crecimiento moderado refleja la actual debilidad del comercio internacional en un entorno de continuas incertidumbres mundiales, que ha afectado particularmente al sector manufacturero de la zona del euro y también ha frenado el crecimiento de la inversión", rezan las actas.

"Los modelos de predicción inmediata apuntan a una estabilización del crecimiento a bajas tasas, por debajo de las estimaciones de crecimiento potencial", sentencian las actas del BCE... Se señaló que la estabilización en el crecimiento de la zona del euro ha sido impulsada principalmente por el consumo de los hogares, mientras que la demanda externa y la inversión empresarial se mantuvieron moderadas. La debilidad de la inversión deja pocas posibilidades de un aumento sostenido en el potencial de crecimiento y la productividad", concluyen las actas.

Los estímulos se trasmiten a la economía

También se destaca que la autoridad monetaria ve "indicios" de que el último paquete de medidas de política monetaria expansiva está dando resultados y ha relajado de forma "sustancial" las "condiciones financieras".

"Los miembros vieron indicaciones de que el paquete de septiembre del Consejo de gobierno se estaba transmitiendo de forma gradual a la economía", recogen las actas.

Además, el Consejo de Gobierno está convencido de que estas medidas repercutirán en la inflación: "Se mostraron seguros de la capacidad de las medidas de política monetaria para aportar el necesario estímulo monetario para apoyar la expansión de la eurozona y elevar gradualmente la presión sobre los precios locales".

La inflación está aún "lejos" del objetivo de la autoridad monetaria, por debajo pero cerca del 2%, y la tendencia actual no asegura que se avance en esta dirección, pese al leve repunte que se percibe últimamente en la inflación subyacente.

En este sentido, el máximo órgano del BCE recordó asimismo su "compromiso con la simetría".

La inversión, pese a este paquete, sigue contenida, agrega el documento, que argumenta que se debe a las "incertidumbres internacionales", que pesan más que los bajos costes de endeudarse.

La opinión mayoritaria en el organismo es que la política monetaria "acomodaticia" sigue siendo necesaria por un "período de tiempo prolongado".

También recoge el documento el interés de los miembros del Consejo de Gobierno de "continuar evaluando" las consecuencias del paquete de septiembre, "a la luz de los posibles efectos secundarios".

El Consejo de Gobierno subrayó que continuará con su programa de compra de bonos de 20.000 millones de euros mensuales "tanto tiempo como sea necesario para reforzar el impacto acomodaticio de su política de tipos de interés" y concluirlo "poco antes" de empezar a elevar los tipos de interés.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum4

RODOLFO ZALAYA ZUBIZARRETA
A Favor
En Contra

Hay muchas posibilidades de crecer:

Para crecer, hay que comer: "¡papillas Puleva. Le va, le va, le va!"

Puntuación 3
#1
Subid los tipos
A Favor
En Contra

Todo el dinero se va en pagar una vivienda gracias a los tipos bajos que han creado una burbuja inmobiliaria. No hay mas dinero para consumir en otros productos. El BCE debe subir los tipos.

Puntuación 2
#2
Incrédulo
A Favor
En Contra

Ignorante BCE. Sin inversión no hay crecimiento, exacto. Pero para favorecer la inversión se tiene que fomentar el ahorro, cosa nada fácil en Europa con la remuneración de capitales a cero. Y fundamentalmente con la bajada de impuestos para hacer atractiva la inversión empresarial. Y ninguna de estas condiciones se dan en una Europa envejecida y llena de parásitos políticos y funcionarios. El Estado de bienestar se está desmontando a cada día que pasa. El chollo se os está acabando. Cuando la mayoría de la ciudadanía se dé cuenta os echará a patadas. VAGOS PARÁSITOS VIVIDORES DEL SUDOR AJENO.

Puntuación 5
#3
Fell
A Favor
En Contra

La inversión es en dolares, invertir ahora es suicidarse.

Puntuación 2
#4