Economía

La banca reduce en más de 2.200 millones sus peticiones de fondos al BCE

La banca española redujo en 2.211 millones de euros sus peticiones de liquidez al Banco Central Europeo (BCE) en enero de 2020, hasta situarse en 130.400 millones de euros, con lo que se mantiene en mínimos desde junio de 2016.

El Banco de España ha publicado este viernes los datos de financiación del Eurosistema a entidades de crédito que operan en España.

Estos datos incluyen los créditos denominados TLTRO (por sus siglas en inglés), préstamos a largo plazo en condiciones ventajosas que se conceden a la banca para que inyecte capital en la economía en forma de créditos a empresas y familias.

Según los datos, las solicitudes de fondos a corto plazo se redujeron de forma importante en enero, a 74 millones de euros, frente a los 102 millones solicitados a cierre de 2019.

Respecto a los bancos de la zona del euro, sus peticiones de financiación al BCE también cayeron en enero hasta 616.175 millones de euros, casi 26.000 millones menos que en diciembre.

Las solicitudes de liquidez a corto plazo del conjunto de entidades de la zona del euro se redujeron un 61 %, hasta 1.436 millones, frente a los 3.716 millones de cierre de 2019.

Según los mismos datos, el saldo vivo del programa de compra de deuda pública y bonos que puso en marcha el BCE, cuyo objetivo era estimular la economía europea, se situó a principios de enero en 335.495 millones de euros, superior a los 332.324 millones contabilizados en diciembre.

Los bancos centrales habían destinado en la zona euro 2,641 billones a este programa de activos en enero, una cantidad también superior a los 2,632 billones de diciembre.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.