Economía

Alemania: el ZEW de confianza de los inversores se dispara a máximos de 2015

Los inversores alemanes vuelven a confiar en la economía del país tras un año en el que el índice ZEW se llegó a desplomar a mínimos de 2011 por la crisis industrial y el impacto de la guerra comercial en las exportaciones made in Germany. En enero, el indicador ha crecido bruscamente pasando de 16 puntos en diciembre a 26,7 puntos, el nivel más alto desde julio de 2015. Los inversores apuntan a una solución definitiva entre EEUU y China en el frente comercial. El fuerte incremento mensual es el más intenso desde 2015.

La evaluación de la situación económica actual en Alemania de los inversores también ha mejorado considerablemente , con el indicador correspondiente subiendo a un nivel de -9,5 puntos, 10,4 puntos más que en diciembre. A pesar de la mejora, esta parte del indicador se mantiene por séptimo mes en territorio negativo.

"El fuerte aumento continuo del indicador ZEW del sentimiento económico se debe principalmente a la reciente solución de la disputa comercial entre los Estados Unidos y China. Esto da lugar a la esperanza de que los efectos negativos de la disputa comercial en la economía alemana sean menos pronunciados de lo que se pensaba", indica el profesor Achim Wambach, presidente de ZEW.

El sentimiento de los expertos del mercado financiero sobre el desarrollo económico de la eurozona también ha mejorado considerablemente una vez más, llevando el indicador a un nivel actual de 25,6 puntos en enero, 14,4 puntos más que en diciembre de 2019. El indicador de la situación económica actual en la eurozona También aumentó nuevamente en 4,8 puntos, subiendo a una lectura actual de menos 9,9 puntos.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.