Economía

CCOO y UGT se reúnen hoy con Valerio y otros miembros del PSOE para pedir que las pensiones suban con el IPC

Los secretarios generales de UGT y CCOO, Pepe Álvarez y Unai Sordo, respectivamente.

Los secretarios generales de CCOO y UGT, Unai Sordo y Pepe Álvarez, respectivamente, se reunirán este miércoles con una delegación del PSOE, encabezada por la ministra de Trabajo en funciones, Magdalena Valerio, en la sede socialista de Ferraz.

El objetivo de este encuentro es trasladar al PSOE sus principales reivindicaciones para la próxima legislatura y recabar apoyos para que las pensiones se revaloricen anualmente con el IPC.

Esta reunión se enmarca en la ronda de contactos que han iniciado los sindicatos con los diferentes partidos políticos para hacerles partícipes de sus demandas y propuestas. De momento ya se han reunido con Unidas Podemos y hoy lo harán con el PSOE.

Sordo irá acompañado a este encuentro por el secretario de Políticas Públicas y Protección Social de CCOO, Carlos Bravo, mientras que Álvarez asistirá con la secretaria de Políticas Sociales, Empleo y Seguridad Social, Mari Carmen Barrera.

Los líderes sindicales enviaron hace unas semanas una carta a PSOE, PP, Unidas Podemos y Ciudadanos buscando un "compromiso explícito" de estas formaciones a la subida de las pensiones con el IPC. CCOO y UGT quieren que sea la primera ley que apruebe el nuevo Congreso resultante de las próximas elecciones generales.

Los sindicatos mantuvieron hace dos semanas una reunión con Unidas Podemos reclamando esta medida, a lo que el partido morado les respondió que esa iniciativa legislativa "está ya lista".

Para que la subida de las pensiones se produzca todos los años en función del IPC es necesario derogar el índice actual de revalorización (IRP), que limita el alza de las pensiones a un 0,25% en situaciones de déficit de la Seguridad Social como la actual.

El PSOE ya ha anunciado que, si gobierna tras el 10 de noviembre, subirá las pensiones en 2020 un 0,9%, en función del IPC previsto, lo que conllevará un coste de 1.404 millones de euros, de acuerdo con las cifras contempladas en el Plan Presupuestario que el Gobierno remitió a Bruselas la semana pasada.

Además de la supresión del IRP, CCOO y UGT reclaman también la eliminación del factor de sostenibilidad, cuya entrada en vigor ha sido suspendida temporalmente. Los sindicatos quieren que se derogue porque considerarán que recortará la cuantía de las pensiones.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.