Economía

El Banco de España concede un plazo adicional de 15 meses para aplicar la nueva norma de pagos PSD2: ¿en qué consiste?

Imagen: Dreamstime.

El Banco de España concederá a los proveedores de servicios de pago un plazo adicional de 15 meses para hacer efectiva la migración hacia soluciones que permitan el cumplimiento de la nueva normativa PSD2, que exige aplicar una autenticación reforzada del cliente en los pagos electrónicos.

Según ha informado el propio organismo supervisor este viernes, el plazo acordado se extiende hasta el 31 de diciembre de 2020, en línea con las recomendaciones recientemente publicadas por la Autoridad Bancaria Europea (EBA).

Se trata de uno de los mayores cambios de los últimos años en la industria bancaria y financiera, especialmente desde el punto de vista digital y de las aplicaciones móviles. La nueva regulación europea en los servicios de pago, conocida como PSD2, permitirá a terceros acceder a la infraestructura de los bancos y mejorará la seguridad de los usuarios conectados a estas aplicaciones. Entre otras cosas, este nuevo servicio facilitará la ejecución de los pagos en toda Europa y permitirá ofrecer un servicio bancario adaptado a las nuevas tecnologías, especialmente desde el punto de vista móvil.

Aunque la normativa PSD2 entró en vigor el pasado 14 de septiembre, la EBA aceptó que los supervisores bancarios nacionales concediesen un tiempo adicional limitado para la aplicación de la nueva norma debido a la complejidad de los mercados de pagos en la UE y a la necesidad de acometer cambios que permitan a los emisores aplicar la autenticación.

El Banco de España ya confirmó que se acogería a esta flexibilidad que concedía la EBA, para lo que ha estado trabajando en las últimas semanas con las autoridades europeas para asegurar el cumplimiento de la directiva (UE) 2015/2366 de servicios de pago (PSD2) y del Reglamento Delegado (UE) 2018/389.

La mayoría de sectores involucrados solicitó formalmente al Banco de España una moratoria de 14 meses para la entrada en vigor de esta norma, cuyos objetivos son mejorar la seguridad de los pagos y reducir el fraude en el proceso de autenticación, estableciendo requisitos para la aplicación de la autenticación reforzada del cliente, entre otros.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.