Economía

Torra se queda solo al proponer un nuevo referéndum de independencia este mandato

Tanto ERC como la CUP se desmarcan y la oposición pide la dimisión del 'president'

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, sorprendió ayer con un brindis al sol al proponer "ejercer el derecho de autodeterminación esta legislatura", a través de un referéndum -pactado o no- o elecciones plebiscitarias. El anuncio, que cogió a ERC por sorpresa -e incluso a JxCat y el PDeCat- y ahondó el distanciamiento entre los dos socios del gobierno catalán, fue criticado por los republicanos, que defendieron que no es el momento de poner fechas sino de buscar consensos, mientras que la CUP le restó cualquier credibilidad.

Desde la oposición en pleno reprocharon la actitud de Torra y pidieron su dimisión, tanto desde Ciudadanos como desde el PSC, Catalunya en Comú Podem y el PP.

Advertencia del Gobierno

Desde el Gobierno central, el ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, también advirtió a Torra. Explicó que no habrá impunidad para los responsables de los disturbios de los últimos días en Cataluña y que está dispuesto a actuar "con firmeza" si no se cumple la ley. "Dentro de la ley cabe todo, fuera de la ley creo que (Torra) ya tiene un conocimiento expreso de lo que acontece en un Estado de Derecho", expuso tras la reunión del comité de coordinación y seguimiento de la situación en Cataluña tras la sentencia del 1-O. El ministro instó a Torra a "que decida de una vez si quiere ser el presidente de los catalanes (...) o quiere ser un activista", informó Efe.

Este jueves continuaron los cortes ferroviarios intermitentes por parte de estudiantes y CDR, así como de carreteras por las cinco marchas de la ANC y Òmnium que llegan hoy a la Ciudad Condal.

La huelga de estudiantes iniciada el miércoles también provocó cortes urbanos en varias localidades por manifestaciones, incluyendo Barcelona.

Asimismo, los CDR convocaron una Olimpiada republicana a última hora de la tarde en los Jardinets de Gracia, en Barcelona, instando a los asistentes a llevar pelota y chándal. La convocatoria reunía a miles de personas al cierre de esta edición, cortando el tráfico en un radio de dos manzanas alrededor del cruce de Diagonal con Passeig de Gràcia.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint