Economía

Así es el consumo 'post crisis': gastamos más en educación, móviles y vivienda y mucho menos en ocio, ropa y restaurantes

  • Los hogares gastaron en 2018 un 6% menos que en el año 2008
  • Las familias de más de 65 años son las únicas que no sufren un ajuste
Imagen: Dreamstime.

Los hogares españoles gastaron de media 29.871 euros en 2018, según la Encuesta de Presupuestos Familiares que elabora el INE, lo que supone un descenso del 6% respecto al gasto de diez años atrás, en 2008. En términos absolutos, supone que disponen de 1.900 euros menos al año, pero no sólo su situación ha cambiado cuantitativamente, sino que también lo ha hecho cualitativamente.

Según el INE, los hogares sólo gastan más que antes de la crisis en tres cuestiones: sanidad (con un mínimo incremento del 0,03%), vivienda y suministros (+6,06%) y enseñanza, donde el gasto ha crecido más de un 40% en los últimos diez años.

Por el contrario, las familias han reducido drásticamente su inversión en vestido y calzado (-24,6%) y en ocio y cultura (con el mismo porcentaje), que es en lo que más han recortado. También registran caídas superiores al 10% en el gasto en muebles y mantenimiento del hogar (-16,57%), bebidas alcohólicas y tabaco (-15,30%) y también transporte (-12,73%). El ocio y la cultura y los hoteles y restaurantes han sido recortados un 5% de media y también gastamos un 7,7% menos en alimentación y bebidas.

De esta forma, el peso de la vivienda y los suministros (seguramente por la subida de los alquileres, la luz, el gas y el agua) han pasado de representar un 27% del gasto de cada hogar a más de un 30%. Por el contrario, la ropa supone ya menos del 5% de las facturas de las familias, frente al 6,1% que suponía antes de la crisis. Entre los conceptos que también han disparado su peso en el presupuesto familiar también están los teléfonos móviles, a los que dedicamos unos 95 euros al año, seis veces más que una década atrás.

Los jóvenes, los que más recortan

Éste es el comportamiento que han tenido los hogares españoles de media, pero hay grandes diferencias según la edad de los residentes en cada vivienda. Una de ellas es que han descendido los gastos en todos los tipos de hogar, excepto en los de mayores de 65 años, cuyo consumo no sólo no ha caído, sino que ha crecido casi un 12%.

En el lado contrario se sitúan los jóvenes, cuyos hogares han tenido que apretarse el cinturón nada menos que un 16%. En el tramo de 30 a 45 años, el recorte es del 7,5% frente a 2008, mientras que entre los 45 y los 65 años alcanza el 12%.

Entre los jóvenes (hogares cuya persona de referencia tiene entre 16 y 29 años), los recortes han afectado prácticamente a todas las partidas. Se exceptúan únicamente la enseñanza (+67%) y la sanidad (+24,85%). Por el contrario, los mayores recortes los han efectuado en bebidas alcohólicas y tabaco (-44% por el descenso del consumo de este último), vestido y calzado y muebles y mantenimiento del hogar (-36% en ambos casos). Sin apenas recortes se quedan la vivienda y suministros, con un descenso del 1%.

Las familias recortan el gasto en casi todo, pero invierten cinco veces más en móviles

En la letra pequeña se aprecian más curiosidades. Por ejemplo, dedican el 0,59% de su presupuesto anual (unos 139 euros) a los equipos de telefonía móvil, un porcentaje cinco veces mayor al de 2008. Una de las partidas que más ha caído es la de los paquetes turísticos (ha pasado del 1,66% al 0,99%) y la adquisición de coches, que ya no supone ni un 7% del gasto anual de los hogares de estas edades.

Entre los 30 y los 45 años, sólo crecen los gastos educativos (+41%) y en hoteles y restaurantes (+2,5%), mientras que el resto de partidas sufren descensos que van desde el -1,2% de la vivienda hasta el 26% en las bebidas alcohólicas y tabaco. Los hogares maduros (45-65 años) también han registrados recortes generalizados, con excepción de la enseñanza y la vivienda. El mayor ajuste lo han ejecutado en vestido y calzado, en lo que invierten un 27% menos que antes de la crisis.

Los mayores de 65 años incrementan casi todos sus gastos y sólo lo reducen en ropa y ocio

Frente a ellos, los mayores de 65 años han incrementado casi todos sus gastos, con dos excepciones: ropa y calzado (-25%) y ocio y cultura (-5%). A la cabeza de los incrementos, la enseñanza (+75%) y las comunicaciones (+30%), aunque siguen siendo el colectivo que menos invierte en ellas. Destaca también la inversión que hacen en sanidad, cuyo gasto ha crecido un 20%, hasta los 1.094 euros anuales, convirtiéndose en el segundo colectivo que más invierte en ella, por detrás de los que tienen entre 45 y 65 años.

Los hogares de mayores de 65 años, como los jóvenes, también han disparado su gasto en equipos de telefonía móvil (se ha multiplicado su inversión anual por siete en sólo diez años). No obstante, frente a los 139 euros al año que dedicaban los jóvenes a esta partida, los mayores se quedan en poco más de 35.

Entre los pequeños gastos, destaca la caída de la inversión en libros y prensa, que ahora apenas supone 115 euros al año para este colectivo, poco más de la mitad de lo que era hace diez años.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum2

Experto en músicas del mundo
A Favor
En Contra

Pues yo todos mis ahorros me los gasto en música original: CDs, cintas de casete, discos de vinilo y discos de pizarra.

Lo demás me lo pagan mis padres, de 105 años de edad.

Los melómanos somos así. Coleccionamos música. La música es nuestra vida.

Mi único tema de conversación es la música.

Odio el fútbol.

No soy como los demás mortales.

La gente pierde el tiempo en chorradas. Se olvida de la buena música. Y, cuando la escuchan en la radio o en las discotecas, ni siquiera saben valorarla.

Yo no puedo vivir sin escuchar música durante las 24 horas del día. Me moriría.

Puntuación 4
#1
Macarrones
A Favor
En Contra

El mío ha cambiado mucho...He multiplicado por 5 el consumo de macarrones.

Puntuación 10
#2