Economía

La otra guerra comercial, que afecta directamente a la Unión Europea, eleva su tono con nuevas amenazas

  • Indonesia estudia el incremento de los aranceles para los lácteos europeos
Plantación de aceite de palma en Luwu Timur - Sulawesi del Sur - Indonesia. Alamy

Mientras que el mundo entero fija sus ojos en el enfrentamiento entre EEUU y China, otro conflicto comercial que atañe directamente a la Unión Europea está cogiendo forma. Indonesia quiere tomar represalias contra el bloque comunitario por las medidas que ha tomado Bruselas contra el aceite de palma.

Indonesia está evaluando imponer aranceles sobre los productos lácteos europeos del 20 o 25%, según ha confirmado Enggartiasto Lukita, ministro de Comercio del país asiático, en declaraciones recogidas por Reuters. Este incremento se presenta como la respuesta de Yakarta a los gravámenes que probará pronto Bruselas sobre el biodiésel que se fabrica con la palma.

Los aranceles de la UE supondrán otro duro golpe para los productores indonesios de biodiésel. En marzo de este año, los veintiocho anunciaron que el aceite de palma debería eliminarse de forma gradual en los combustibles que usan alternativas a las energías fósiles. 

"La UE puede imponernos algo siempre que el parámetro sea justo, pero si el parámetro no es justo, entonces eso es un acto de proteccionismo y guerra comercial", dijo Lukita a periodistas en Yakarta el viernes. "No podemos quedarnos callados cuando hay injusticia".

La disputa sobre el aceite de palma entre los dos bloques se intensificó a principios de este año, cuando la Comisión Europea decidió establecer límites más estrictos al uso del aceite de palma en los biocombustibles que han entrado en vigor en junio. Estos controles se han establecido ante las crecientes preocupaciones sobre la deforestación y los efectos sobre el medio ambiente.

Indonesia, así como el productor número 2 de palma, Malasia, advirtieron que la medida corre el riesgo de provocar una guerra comercial total, asegurando que la UE discrimina injustamente contra el aceite de palma y pone en peligro la lucha de los países contra la pobreza.

Indonesia, que actualmente tiene un arancel de importación de entre el 5% y el 10% sobre los productos lácteos de la UE, dice que está dispuesto a ir más allá de igualar el impuesto de la UE (que estará entre el 8 y el 18%) y aumentar el gravamen de los aranceles hasta el 20% -25%.

Indonesia podría recurrir a otros países productores de lácteos, como Australia, Nueva Zelanda, Estados Unidos o India, explica Lukita. Indonesia es el tercer mayor comprador de leche desnatada en polvo de la UE después de Argelia y China, según los datos de la Comisión Europea. La UE es el tercer socio comercial más grande de Indonesia, mientras que Indonesia ocupa el puesto 31 para la UE.

comentarios3WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 3

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Mercadona ya no lo usa en su marca
A Favor
En Contra

Impacto ecológico y producto cancerígeno. Dónde este el aceite de oliva...y sino aceite de girasol.

Puntuación 10
#1
Pikan
A Favor
En Contra

Deforestas un continente como Europa, eliminas la mayor parte de la fauna y flora salvaje para conseguir el desarrollo económico y una vez has culminado el proceso, te vuelves ecologista poniéndote de lo más exigente con los paises pobres.

Es la nueva versión del colonialismo, la eco-progresista.

Puntuación -2
#2
eco@logico.es
A Favor
En Contra

#2, si los propios estados europeos lo practican dentro de su territorio.

Cualquier gran ciudad puede realizar un plan urbanístico y sacarlo adelante. Pero en un pueblo pequeño, no puedes cortar un árbol sin permiso previo.

Puntuación 1
#3